4 cosas que hacen las personas altamente respetadas


Jun 24, 2016 mhernani Noticias

Fuente: Business Insider

Aunque a menudo pensamos que el dinero y los bienes materiales traerán felicidad, algunas investigaciones sugieren que ser respetado y admirado en realidad puede ser aún más importante para impulsar la felicidad. Y el respeto no sólo parece conducir a una mayor felicidad, sino que también puede ayudar a construir relaciones más fuertes con los que te rodean.

En su libro “El respeto: una exploración“, la investigadora Sara Lawrence-Lightfoot denomina al respeto como el “ingrediente más poderoso en la creación de relaciones fuertes y de una sociedad justa.” Pero, ¿cómo ganar este respecto? Conocemos todos los hábitos obvios de las personas respetadas – ser éticos, altamente calificados, disciplinados, etc – pero ¿cuáles son las prácticas insospechadas que ellos realizan y que nosotros podemos emular con el fin de ganarse el respeto de los demás?

1. Leen

Warren Buffett es sin duda uno de los inversores y filántropos más conocidos y respetados de nuestro tiempo. Una búsqueda en Google revela innumerables artículos sobre los hábitos y rasgos que podemos emular con la esperanza de lograr aunque sea una mínima parte del éxito de Buffett.

Pero tal vez el más sorprendente de los hábitos de Buffett es su dedicación a la lectura, ya que lee aproximadamente el 80% de su tiempo. Sabemos que la lectura desarrolla una variedad de habilidades y rasgos que en última instancia, ayudan a construir el respeto. Éstas incluyen: aumento de la inteligencia verbal, una mejor comprensión de las señales sociales y una mejora de la inteligencia emocional. En ese sentido, incorpora la lectura en tu rutina diaria como una forma de desarrollar importantes habilidades sociales y de liderazgo que conduzcan a otros a respetarte.

2. Exhiben calidez, no sólo eficiencia

Mucha gente asume que si son lo suficientemente inteligentes, lo suficientemente capacitados, o lo suficientemente competentes en el trabajo, van a ganar naturalmente el respeto de los que les rodean. Sin embargo, según la psicóloga de Harvard, Amy Cuddy, la eficiencia es sólo importante para ganar confianza, pues de la calidéz, es decir, la amabilidad o familiaridad del trato con los demás, es de donde proviene el respeto.

De acuerdo con su investigación, la confianza acontece posteriormente al respeto, es decir una persona debe ganarse el respeto de sus colegas y superiores, a través de su amabilidad, antes que su confianza, a través de su eficiencia.  En ese sentido, para proyectar calidéz, es clave ponerse en la piel de aquellos que te rodean: realmente escuchar a los que están hablando contigo, y mostrar empatía en cada caso, ayudará a los que los demás se sientan importantes para ti.

3. Expresan su respeto a los demás

Todo el mundo sabe que para ser respetado, primero tienes que ser respetuoso. Pero este análisis va más allá de simplemente ser respetuoso: se trata de decirle a la gente que la respetas. De acuerdo con el principio de transferencia espontánea del trato, los demás atribuyen automáticamente para nosotros el mismo trato que describimos en ellos. Esto significa que si le decimos a alguien que son dignos de respeto (si es cierto, por supuesto), es más probable que sienta también que somos dignos de respeto.

4. Se ríen de sí mismos

Hay innumerables estudios sobre cómo la risa tiene un impacto positivo en nuestra salud y bienestar. También sabemos que el humor puede ser una gran manera de mejorar las relaciones y desactivar situaciones estresantes.

Sin embargo, cuando estamos hablando de ganar y mantener el respeto (en particular en el lugar de trabajo), las cosas se ponen un poco turbias. Y esto es aún más relevante cuando estamos hablando de la relación empleador-empleado. Como jefe, quieres ser visto como alguien con un buen sentido del humor, pero también tienes que ser tomado en serio.

Una investigación publicada en la Academia Management Perspectives indica que esto se puede lograr reduciendo la distancia social. Esta estrategia indica que participar eventualmente en bromas es una manera de ayudarte a parecer más humano y accesible. En esa línea, un moderado humor autocrítico puede ayudar a aumentar la simpatía y el respeto. Sin embargo, asegúrese de no exagerar y volverse el blanco de las burlas.

Se trata de ir midiendo los límites a través de pequeños experimentos de prueba y error para determinar hasta qué punto es conveniente mantener un actitud jovial y en qué momento es necesario enseriar la situación. Lo mismo con el tema de “saber decir que no”. Un líder decidido sabe cuando decir que no, pero ¿hasta que punto está siendo negativo u obstructivo, o firme y determinado?, Si no calcula bien la situación y las posibles consecuencias de sus acciones, habrán problemas.

En conclusión, el respeto puede lograrse guiándonos por estos 4 puntos principales: la intelectualidad, la calidez, la jovialidad y el respeto expresado hacia los demás son factores clave que ayudan de manera estandarizada al desarrollo de una personalidad respetable. No obstante, toma en cuenta que cada grupo humano que lideres es distinto, y que tu capacidad de liderazgo debe ponerse a prueba día a día en distintas situaciones: finalmente, el respeto también proviene de demostrar nuestra capacidad de adaptación a cada momento.

Posts Relacionados


Científicos en fuga: ¿cómo atraer de vuelta al investigador peruano en el extranjero?
¿Cuál es el perfil del internauta peruano?
“Nuestra sociedad asocia a los hombres con la brillantez, pero no a las mujeres”