Cómo dar los mejores regalos, según la ciencia


Dec 23, 2014 mhernani Noticias

Fuente: www.smithsonianmag.com/

¿Cansado de dar regalos que evidentemente no son del agrado de tu familia y amigos? La ciencia te ayudará a tomar en cuenta ciertos aspectos clave al momento de hacer las compras navideñas para que este año tus regalos sean los mejores debajo del árbol.

Un estudio publicado en el Journal of Experimental Social Psychology demostró que los receptores de regalos aprecian más los presentes que hayan sido solicitados explícitamente, mientras que los dadores de regalos, por el contrario, a menudo sienten que los presentes no solicitados serán más apreciados que aquellos solicitados explícitamente, pues muestran que al comprarlos se puso más atención y consideración que cuando se tiene un objetivo de regalo ya definido por el agasajado.

El mismo estudio también encontró que mientras que los dadores sienten a menudo que dar dinero como regalo es una opción de muy mal gusto, la verdad es totalmente opuesta, ya que para aquellos que reciben, el dinero en efectivo sigue siendo el rey, incluso durante las fiestas navideñas.

42-62349887.jpg__800x600_q85_crop

Para evitar que tú y tus seres queridos pasen malos ratos al momento de intercambiar regalos, es mejor que sigas las recomendaciones en esta nota. Fuente de Foto: http://www.smithsonianmag.com/

Tal vez una de los más sorprendentes descubrimientos en la ciencia de dar y recibir regalos, es aquel referente a la no importancia del costo del regalo por parte de los receptores.  El estudio, también del Journal of Experimental Social Psychology,  mostró que los dadores sienten que los regalos más caros producirán mayor aprecio por parte de aquel que recibe el regalo, pero los receptores afirmaron no sentir una mayor felicidad por regalos caros en comparación con opciones más baratas.

Finalmente, si recibes regalos que realmente no deseas, no te desanimes: los investigadores de la revista Psychological Science analizaron la práctica algo tabú, pero ampliamente practicada, de re-regalar, y encontraron que aunque los receptores suelen pensar que los donantes originales se ofenderán si pasan su regalo a otra persona, en realidad los dadores simplemente no se sienten de esa manera tan a menudo, quizás porque dar regalos sin preguntar primero qué es lo que desean, siempre resulta una especie de tómbola, en la que a veces se acierta y a veces se puede fallar.

Posts Relacionados


¿Por qué la búsqueda de información académica online no es libre para todos?
El nuevo liderazgo “co-creador” hacia la diversificación productiva
¿Por qué no hay industria en el interior del Perú?: Análisis del caso de Puno