De cero a 1 billón en 15 años: el extraordinario crecimiento del matrimonio igualitario mundial


Sep 5, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

En todo el mundo, mil millones de personas pueden ahora beneficiarse de la igualdad en el matrimonio, es decir, vivir en un lugar donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido legalizado. Los Países Bajos lideró el cambio en 2001, convirtiéndose en el primer país en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo; otros 20 países, principalmente en América del Norte y del Sur y Europa, han seguido ese ejemplo.

Tony Pitman, un activista LGBT, realizó un análisis sobre la igualdad de matrimonio, señalando que estamos “asistiendo a un cambio histórico en una escala verdaderamente global”. Se alcanzó el número hito de mil millones en julio de 2016, cuando diez estados de México siguieron el ejemplo de otros países de América Latina como Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay, de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En algunos casos, la cuestión ha dividido a las naciones. En México, muchos estados se han resistido a los matrimonios del mismo sexo, mientras que en el Reino Unido, Irlanda del Norte todavía no lo permite. Sin embargo, el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos en 2015 garantizó el matrimonio del mismo sexo en todo el país, lo que permitió igualdad de matrimonio a más de 320 millones de personas.

qwO6pWPDEJ-Z0iqICY3iY7K8lPvivTx4tDzsRfZlK5Y

Por su parte, Brasil ofrece a más de 200 millones de personas este derecho, seguido de Francia, con 67 millones. Sin embargo, a pesar de las mil millones de personas que tienen ahora igualdad de matrimonio, esto sólo representa alrededor del 14% de la población mundial.

Europa ha sido calificado como el continente más “gay-friendly”. Una encuesta clasificó los 10 mejores lugares para vivir para las personas LGBT, y ocho de ellos estaban en Europa. A pesar de ello, Europa tiene todavía un largo camino por recorrer antes de que todo el continente se puede describir como “gay friendly”.

Como el mapa del arcoiris 2016 de la ILGA (Asociación Internacional de Gays y Lesbianas) muestra, algunos países, especialmente en Europa del Este, tienen bajos niveles de igualdad. Pitman señala que los derechos LGBT, incluyendo el matrimonio del mismo sexo, están progresando en muchos países, a través de un cambio general hacia un mundo que es más tolerante con las personas LGBT. Sin embargo, las relaciones entre personas del mismo sexo siguen siendo ilegales en más de 70 países, y castigadas con la muerte en hasta 10.

kU3PnjhwmOuUvcDGS85ulo0koJJIyQWkTIKhpVBkfWA

En el Perú, el congresista de Peruanos por el Kambio Alberto de Belaunde viene preparando junto al también congresista Carlos Bruce un proyecto de ley de Unión Civil y que este “tendrá mejoras técnicas” respecto al propuesto por Bruce en la anterior legislatura.

“Lo que vamos a buscar con la representación nacional es entrar en el tema de fondo y mostrar que el proyecto no perjudica a nadie y beneficia a una población históricamente dejada de lado. (…) Básicamente es el mismo esquema planteado en el proyecto en el año 2013. Es unión civil no matrimonial que no incluye adopción”, señala De Belaunde.

El mismo añade que se busca reconocer a los diferentes tipos de familia que hay y que deben ser protegidas por el Estado. “Hay que entender que en el Perú existen muchos tipos de familia y todas las familias tienen que ser reconocidas, protegidas y tuteladas por el Estado”, dijo.

Carlos Bruce indicó que el nuevo proyecto mantendrá el reconocimiento de un nuevo estado civil para los integrantes de la unión civil, y al igual que el proyecto de ley que presentó en la anterior legislatura, y que fue archivado, se busca “establecer la unión civil no matrimonial para personas del mismo sexo”, establecer garantías, derechos y obligaciones para los integrantes de la unión civil afectiva o “compañeros civiles.

Posts Relacionados


8 actitudes que reducen la productividad de tu empresa
¿Cuándo deberíamos evitar una conversación difícil?
Cómo ingresar a un nuevo trabajo con pie derecho