¿El ADN servirá para construir la nueva generación de almacenamiento de datos?


Jun 13, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

Una de las “palabras de moda” más reconocibles de la ciencia es el ADN. Está en todas partes, biológica y socialmente: está en nuestras conversaciones y en nuestras reflexiones. Nos hace lo que somos y, gracias a herramientas como la edición genética CRISPR, se está permitiendo al mismo tiempo rehacer, literalmente, lo que somos. Curiosamente, incluso los científicos de la computación están comenzando a mirar al ADN desde otra aplicación: el almacenamiento de datos.

Sí, estamos hablando de almacenamiento de datos en el código fuente de la vida misma. El ADN se compone de bases alternas de nucleótidos de Adenina (A), Guanina (G), Timina (T) y Citosina (C), una métrica suficientemente simple para ser comparada con los 0s y 1s que se encuentran en la codificación. Olvide a los terabytes, un gramo de ADN es capaz de almacenar un trillón de gigabytes de datos (menos de veinte gramos de ADN podrían almacenar todos los datos digitales en el mundo). Pero eso no es todo, esta información puede durar miles de años con muy poco mantenimiento, algo que no se puede decir de los dispositivos de almacenamiento actuales.

Tome en cuenta que los investigadores han descifrado genomas de mamuts y otros animales de 700.000 años de edad utilizando fragmentos de ADN extraídos de fósiles en los últimos años. En ese sentido, el ADN persiste claramente mucho más tiempo que los cuerpos que lo albergan.

La colocación de nucleótidos con nanómetros de separación es una hazaña de alta precisión que cuesta $150 por 1000 pares de bases, un coste que puede crecer astronómicamente cuando se trata de millones de nucleótidos. Pero eso no ha frenado a los científicos: sólo en 2012, el científico George Church tenía 70 millones de copias de su libro “Regénesis: Cómo la Biología Sintética va a reinventar la naturaleza y a nosotros mismos con el ADN“, almacenadas en ADN sintético. Otro científico, Olgica Milenkovic, fue capaz de almacenar entradas enteras de Wikipedia en ADN.

Sin embargo, actualmente el proyecto más interesante en este campo parece estar en manos de Microsoft, la cual ha comprado 10 millones de pares de bases de ADN de Twisted Bioscience, con la intención de colaborar con el desarrollo de esta tecnología emergente.

No olvide que los seres humanos generarán más de 16 trillones de gigabytes de datos digitales para el año 2017, y gran parte de ellos tendrán que ser archivados: registros legales, financieros y médicos, así como archivos multimedia, se almacenan hoy en día en discos duros que van desde pequeñas tarjetas de memoria o USBs a grandes servidores que ocupan salas enteras.

Según el arquitecto de computación de Microsoft Research, Karin Strauss, “estamos produciendo una cantidad de datos que sobrepasa la capacidad de la industria para producir dispositivos de almacenamiento, y las proyecciones indican que se espera que esta brecha se ensanche”.

En ese sentido, la participación de las grandes empresas puede poner de manifiesto el inicio de una nueva era para el almacenamiento biológico de datos: mientras más inversionistas e innovadores existan alrededor de este prometedor ámbito, el proceso se volverá más asequible día a día.

Posts Relacionados


8 películas que todo emprendedor debería ver
Si eres un Milenall, vales la mitad de lo que valían tus padres a tu edad
“Premio Nacional a la Mype 2014”: reconocimiento a la excelencia empresarial