El futuro hoy: avances científicos de ciencia ficción cada vez más cerca


Dec 14, 2015 mhernani Noticias

Fuente: Forbes / 20 minutos

El mundo vive un presente que persigue velozmente los anhelos de un futuro de ciencia ficción tecnológica. “El futuro está sucediendo mucho más rápido de lo que nadie imaginaba”, afirma el investigador y profesor de Stanford y Duke, Vivek Wadhwa. “En 2010, con $1000 podías comprar una computadora con el poder de un cerebro de ratón; pronto podrás comprar un equipo tan fuerte como el cerebro humano, ya que se pronostica que en unos siete u ocho años, el iPhone 12 tendrá la misma potencia de cálculo que usted”, puntualiza el especialista.

Esa misma velocidad de desarrollo tecnológico se aprecia en diversos sectores productivos, tan dispares entre sí como el sector médico y el automotriz, enfocándose siempre la digitalización y automatización de cada vez mayor cantidad de funciones antes exclusivas para el ser humano. Debido a ello, a continuación presentamos dos ejemplos de los avances científicos de ciencia ficción que están cada vez más cerca.

Para comenzar debemos resaltar que una de las mayores áreas de innovación está en el campo de la medicina. Con el tiempo se podrá utilizar inteligencia artificial en lugar de médicos para ciertos procedimientos, ya que a través del uso de los teléfonos inteligentes será posible realizar operaciones médicas como medir nuestro ritmo cardíaco o monitorear nuestros niveles de azúcar sin necesidad de acudir con un especialista.

VEHÍCULOS AUTÓNOMOS

El campo automotriz sigue la línea de la automatización robótica en una escala cada vez mayor. Por ejemplo, en Rusia ya existen camiones capaces de circular sin conductor incluso por campo abierto y a velocidades de hasta 60 kilómetros por hora, incluso en condiciones climatológicas adversas (neblina, nieve, lluvia, etc.). Estos vehículos autónomos son realidad gracias al trabajo de un equipo universitario ruso y el fabricante Kamaz, quienes han desarrollado “los ojos del camión”, un complejo programa óptico que analiza el medio por el que circula el vehículo y transmite la información al sistema de inteligencia artificial que lo conduce.

252102-944-550

Fuente: 20 minutos

El Kamaz ya ha superado dos ensayos este año y ha demostrado que es capaz de seguir a otro camión conducido por una persona, calcando sus movimientos incluso si son en zigzag; detenerse ante los obstáculos y realizar maniobras sencillas como girar o cambiar de sentido.

PERSPECTIVAS LABORALES

Percibimos en los ejemplos anteriores que la tendencia futurista radica en la automatización de cada vez mayor cantidad de actividades laborales a través del perfeccionamiento de los sistemas de inteligencia artificial. En ese sentido, es importante que los centros educativos tomen en cuenta estos cambios para modificar sus mallas curriculares.

Asimismo, las autoridades públicas deben trabajar en conjunto con la empresa privada para prevenir y medir los efectos de la robotización de sus cadenas productivas sobre la tasa de desempleo local, con el objetivo de que el Estado pueda colaborar con el capital humano que quede desempleado ante estos procesos, ya sea facilitándoles con anticipación la información sobre vacantes en el sector privado, o priorizando la inversión pública en los sectores más vulnerados.

Debibo a que los avances científicos de ciencia ficción están cada vez más cerca, la opinión pública debería enfocar su atención en comenzar a proponer políticas públicas que orienten responsablemente estos cambios tecnológicos en colaboración con el sector privado, dejando de ese modo en evidencia el aspecto más positivo de esta tendencia: evitarle al ser humano la realización de actividades mecánicas o repetitivas, reduciendo el factor del error humano, y dándole la oportunidad a las personas de explotar su sentido creativo, la única característica humana que la inteligencia artificial no logra igualar (si logra hacerlo algún día).

Posts Relacionados


Mapa de conocimiento en el Perú
¿Mi empresa necesita asesoría?
La paradoja de la innovación peruana