El humor como factor de desarrollo competitivo empresarial


Nov 21, 2014 mhernani Noticias

Fuente: Knowledge @ Wharton

¿Podrían las empresas beneficiarse del sentido del humor? A.J. Jacobs y Peter McGraw afirman que sí. Jacobs es autor de bestsellers como ” Drop Dead Healthy”, “The Year We Live Biblically” y “My Life as an Experiment”. Por su parte, McGraw es profesor en la Universidad de Colorado y co-autor de “The Humor Code: A Global Search for What Makes Things Funny”.

Ambos discutieron sobre cuando el humor puede ser una habilidad valiosa en el trabajo, cuando es mejor evitarlo y cómo los líderes de negocios pueden utilizar la misma fórmula empleada en la creación de una broma para generar una idea de negocio exitosa.

“Una gran parte del pensamiento humorístico tiene paralelismos con la forma en que deberíamos estar pensando en los negocios. Tiene mucho que ver con la creatividad: tomar ideas dispares y macerarlas juntas es una manera de crear grandes empresas. El humor es difícil, y tienes que generar un centenar de ideas antes de conseguir una o dos que realmente funcionen”, explica Jacobs.

0

A.J. Jacobs y Peter McGraw (de izquierda a derecha) son investigadores del humor no sólo en el plano teórico, sino en el plano aplicativo hacia el desarrollo de la productividad institucional. Fuente de Foto: Knowledge @ Wharton

Por su parte, McGraw señala que “parece que hay cierta evidencia de que los líderes divertidos o cómicos tendrán más éxito, al menos en ciertas tareas. Un CEO, por ejemplo, no tiene por qué ser humorístico, pero hay ciertos momentos donde tener un buen sentido del humor podría ser útil.

En ese sentido, un CEO que debe hacer frente y apaciguar a los accionistas se preguntará: ¿Cómo presentar las noticias buenas y malas en una reunión de una manera que no sólo evite ser abrumadoramente aburrida, sino que también pueda aliviar el malestar de las noticias negativas?”

Para ambos autores el humor en los negocios puede ser muy peligroso. Basta con mirar “The Office”, con Steve Carell. Ese show es el ejemplo de un jefe que realmente quiere ser divertido, y resulta triste. Por lo tanto, recomiendan no esforzarse demasiado. Todo debe ser natural.

Añaden que hay algunas cosas que usted puede hacer para maximizar su oportunidad de ser divertido y minimizar el impacto potencial. Una de ellas es poner la mira sobre uno mismo: siempre que sea posible, el humor debe ser inclusivo, algo de lo que todos podamos reírnos juntos. Como gerente, burlarse de sí mismo en cierta medida podría ser una gran manera de conseguir que las cosas marchen bien.

Posts Relacionados


Instituciones peruanas están cada vez más débiles
Beneficios del Sueldo Mínimo diferenciado por regiones, tipos de empresas y edad
Descubre las innovaciones tecnológicas que cambiarán el mundo