El nuevo liderazgo “co-creador” hacia la diversificación productiva


Mar 4, 2015 mhernani Noticias

Existe mucha expectativa alrededor de la recuperación del liderazgo económico regional de nuestro país a lo largo de este 2015. Si bien la capacidad competitiva peruana se concentra en la actividad minera, la consigna nacional hacia la diversificación productiva nos obliga a repensar los sistemas de liderazgo en la actividad empresarial en general, con el objetivo de aumentar su productividad y romper la inmensa brecha entre las empresas que generan alto valor agregado y las empresas extractivas.

Re-evaluando el liderazgo empresarial hacia el liderazgo económico en América Latina, distinguimos que el avance en las tecnologías digitales ha alterado todos los niveles de nuestra vida, incluyendo los estilos que utilizamos para dirigir las organizaciones.

Actualmente, los empleados quieren asumir mayores iniciativas en lugar de seguir instrucciones; los clientes quieren participar en el proceso de comercialización y desarrollo del producto a través de las redes sociales; y los líderes están dándose cuenta que las organizaciones abiertas y ágiles son capaces de maniobrar con más eficacia ante los cambios en el mercado que las organizaciones donde todo lineamiento proviene de la parte superior del organigrama. En resumen, el autocrático Comandante, ya sea brillante o erróneo, simplemente no va más.

Ante esta situación surge el concepto de Co-Creador, el cual permite a otras partes interesadas perseguir sus metas individuales en paralelo con las metas de la organización: los incentiva a asumir riesgos y responsabilidades en la empresa, a apelar a su capacidad creativa, a debatir las ideas, y, en general, a generar propuestas originales adecuadas a los nuevos sistemas de comunicación y siguiendo una correcta lectura del mercado.

La Co-creación construye un sistema flexible y orgánico que puede adaptarse más rápidamente a los cambios del mercado y a las nuevas tecnologías (por ejemplo, la red de desarrolladores de Apple puede saltar rápidamente a las nuevas tendencias y necesidades de sus clientes).

Como resultado se produce un alto nivel de participación e innovación en la institución; pero sólo los líderes que sean capaces de renunciar a cierto control (las ideas geniales no sólo provienen de sus ejecutivas mentes) y de compartir las recompensas podrán acceder al valor que estos grupos tienen que ofrecer.

Los empresarios interesados en aplicar este sistema de liderazgo deberán encontrar mentores para apoyar su desarrollo. Es difícil cambiar sin apoyo, y los mentores proporcionan una perspectiva externa y dan ideas prácticas para cambiar su enfoque.

En general, experimente constantemente con nuevos modelos de negocio: dedique tiempo para que su equipo realice ejercicios regulares y talleres que perfeccionen sus habilidades de co-creación. Durante estos brainstorming no olvide aplicar la tutoría inversa, donde los empleados más jóvenes aconsejan sobre el liderazgo. Esta es también una gran opción para los directores que quieren mantenerse al día en las nuevas tecnologías digitales y los cambios culturales.

Posts Relacionados


Cambios de tendencia en publicación científica: ¿Llegó la hora del acceso abierto?
Investigadores del Instituto Peruano de Competitividad (INSPERCOM) desarrollan instrumento de medición de impacto social para MYPEs
Perú se defiende ante barrera comercial de Ecuador