El sistema financiero peruano y la capacidad transaccional


Aunque existen algunos esfuerzos por integrar las perspectivas de capacidades y la economía de los costos de transacción, los avances en esa dirección son escasos. La integración de esas dos perspectivas es una emergente área de estudio llamada capacidad transaccional. Es en ese contexto que el artículo denominado “Capacidad transaccional: Evidencias del sistema financiero peruano”, publicado en la RAE, renombrada revista brasileña de Administración editada por la Fundación Getulio Vargas, tiene por objetivo examinar la capacidad transaccional de firmas que operan en el sistema financiero peruano.

El método escogido para la búsqueda de evidencias en ese sector es el estudio de casos múltiples, mientras que la unidad de análisis fue el contrato de préstamo de consumo, correspondiente a cada una de las diez firmas estudiadas. Los resultados encontrados demuestran la existencia de la capacidad transaccional en las tres dimensiones analizadas: relación con los clientes, poder de negociación y diseño de contratos. Tales evidencias son relevantes porque, además de demostrar la existencia de la capacidad transaccional, sustentan la posibilidad de continuar con la consolidación de este nuevo constructo.

La publicación comienza analizando que para una empresa ir al mercado (para comprar y vender) no es de costo cero, debido a los costos de transacción existentes en el sistema económico. Por tanto, aquellas firmas que sean más eficientes en disminuir los costos de transacción podrán expandir sus límites y garantizar su existencia.

Son pocos los trabajos que buscan evidencias sobre la capacidad transaccional y, cuando lo hacen, estas investigaciones comúnmente se enfocan en firmas de actividades manufactureras (industriales), descuidando un sector significativo de la economía como el sector de servicios. En este contexto, se necesitan estudios que ayuden a superar esas dos limitaciones. Por un lado, avanzar en la evolución, desarrollo y consolidación de la capacidad transaccional. Por otro, estudiar esta capacidad en el sector de servicios.

Conforme a esta necesidad, el artículo en mención busca identificar y analizar evidencias empíricas que constaten la existencia del constructo capacidad transaccional en la firma. Contextualizando, el estudio busca identificar evidencias de esta capacidad en firmas pertenecientes al sistema financiero peruano, el cual se caracteriza por la coexistencia de entidades financieras de diferentes categorías (bancos, financieras, cajas de ahorro y crédito).

Dentro de los diversos productos financieros ofrecidos, se estudiará aquel que todas las entidades ofrecen independientemente de su categoría: créditos de consumo personal. Tómese en cuenta que los contratos como contenedores de información pueden ser de ayuda al momento de intentar identificar evidencias de la capacidad transaccional, debido a que son una muestra de cómo las firmas determinan sus relaciones contractuales.

El principal resultado de este trabajo de investigación es el hallazgo de evidencias empíricas que comprueban la existencia de la capacidad transaccional en firmas pertenecientes al sector servicios de una economía emergente, en este caso, la economía peruana. Con base en todas las informaciones revisadas del sistema financiero peruano, y sobre todo en el análisis detallado de los contratos, se entiende que las firmas no son conscientes del constructo desde un punto de vista teórico.

Sin embargo, en el análisis de los contratos se descubrió que, al momento de ofrecer servicios financieros, estos muestran características que, aunque no sean definidas bajo ese nombre, se encuentran asociadas a las dimensiones y subdimensiones del constructo capacidad transaccional. Este hallazgo es importante, pues demuestra que la evidencia empírica está un paso al frente de los avances teóricos y direcciona la investigación hacia una perspectiva inductiva.

En ese contexto, los resultados obtenidos mediante el análisis del caso peruano, a través de entidades financieras (unidades múltiples de análisis), posibilitaron confirmar y generalizar la proposición teórica del constructo capacidad transaccional.

Así, estudios de casos pueden contribuir a una construcción teórica con posibilidades de generalización. El caso del sistema financiero peruano puede ser generalizable, porque se encontraron robustas evidencias de la existencia de la capacidad transaccional en todas las firmas estudiadas. Esto lleva a pensar que firmas de otros sectores (industriales o de servicios) o países también tengan está capacidad.

Posts Relacionados


Se vienen complejos desafíos económicos para el mundo (especialmente para Latinoamérica)
Inteligencia infantil: ¿Puede el consumo de pescado durante el embarazo potenciarla?
Preocuparse demasiado por la competencia puede destruir su negocio