Entrevista a Alberto Morisaki, Gerente de Estudios Económicos de ASBANC


Los sistemas financieros son fundamentales para el desarrollo socioeconómico de un país. En el Perú, la solidez del sistema bancario y el creciente interés del sector por promover la inclusión financiera han contribuido considerablemente a la bonanza económica que vivimos actualmente, y a los avances que se vienen realizando para eliminar la pobreza.

En ese contexto, el Instituto Peruano de Competitividad (INSPERCOM), entrevistó a Alberto Morisaki, Gerente de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC), organización que representa a las instituciones financieras privadas de nuestro país, para conversar sobre la situación actual y las proyecciones del sistema bancario peruano.

En primer lugar, Morisaki destacó que la actividad financiera en el Perú mantiene niveles de calidad similares a los de los demás países de la región latinoamericana, resaltando nuestro país por tener el ambiente más confiable para la inversión financiera (ambiente en el que se respeta la predictibilidad de las reglas de juego, por ejemplo).

El Gerente de Estudios Económicos también comentó que la banca peruana ha sabido aprender de los errores cometidos en las décadas pasadas, en las que crisis naturales como el fenómeno del niño de 1998, o crisis económicas como el shock de 1990, impactaron fuertemente al sector. “Debido a las lecciones aprendidas en años pasados, crisis como la del 2008 no impactaron tan fuertemente en las finanzas nacionales”, puntualizó el ejecutivo.

Asimismo, mencionó la constante búsqueda de innovación por parte del sistema financiero peruano, en la que ASBANC contribuye activamente como asociación de las diferentes entidades bancarias, compartiendo experiencias y sugiriendo líneas de acción, especialmente a nivel de la elaboración de estrategias para la inclusión financiera en nuestro país.

Sobre este punto, el representante de ASBANC precisó que, actualmente, existen diversas iniciativas que buscan insertar a cada vez más peruanos al sistema financiero, ya sea a través de la difusión de las bondades del dinero electrónico, de la expansión de los agentes bancarios descentralizados o de la generación de créditos flexibles y personalizados para las pequeñas y micro empresas.

Finalmente, Morisaki invocó al Gobierno a seguir coordinando estrechamente con su organización alrededor de las medidas que se tomen para regular o potenciar el sistema financiero peruano, con el objetivo de evitar que, debido a un desconocimiento sobre el funcionamiento del sector, se promulguen normas que terminen perjudicando las finanzas peruanas (por ejemplo, el control de tasas de interés, que viene ocurriendo en varios países de la región), y por lo tanto, a las posibilidades de desarrolló de la población.

Posts Relacionados


Las más recientes amenazas al crecimiento de la economía global
Microsoft da un salto hacia el Windows 10
Andragogía como enfoque de enseñanza de administración en programas de posgrado: perspectiva de un selecto grupo de investigadores brasileños y peruano