¿Estás demasiado (o no lo suficientemente) estresado para ser productivo?


Apr 15, 2016 mhernani Noticias

BAN Innovacion CORR (1)

Fuente: Francesca Gino para Harvard Business Review

Si eres como yo, muchas veces te preguntas cómo puedes hacer más tareas en un día, es decir, cómo potenciar tu productividad. Siempre supuse que si tan sólo pudiera reducir un poco el estrés que enfrento a diario, mi productividad se incrementaría. Pero mi intuición era, de hecho, errónea.

Es cierto que el estrés puede ser un riesgo para la salud, y que a menudo somos animados a evitarlo si queremos vivir una vida feliz, productiva y larga. Sin embargo, la investigación sugiere que algo de estrés en realidad puede ser beneficioso para el rendimiento. Echa un vistazo a la siguiente imagen. De acuerdo con lo que se conoce como “La ley de Yerkes-Dodson“, el rendimiento aumenta con la excitación fisiológica o mental (estrés), pero sólo hasta cierto punto. Cuando el nivel de estrés se vuelve demasiado alto, el rendimiento disminuye.

W160401_GINO_YERKESDODSON-850x571

Fuente: HBR

La investigación mostró además que diferentes tipos de tareas (en función a su complejidad o familiaridad) requieren diferentes niveles de excitación para un rendimiento óptimo. Por ejemplo, las tareas difíciles o poco conocidas requieren menores niveles de excitación para facilitar la concentración; por el contrario, es posible que sea mejor realizar tareas que exigen resistencia o persistencia con mayores niveles de excitación, para inducir y aumentar la motivación.

Dada esta relación entre el estrés y el rendimiento, es probable que sea beneficioso entender cuánto estrés se está experimentando actualmente en el trabajo, y si este es beneficioso o no. Si tienes curiosidad, toma el siguiente examen (en inglés), una adaptación de la Escala de Estrés Percibido de uso común, creado por Sheldon Cohen, Tom Kamarck, y Robin Mermelstein.

Las puntuaciones más altas, como puedes imaginar, se corresponden con los niveles más altos de estrés. Con base a mi uso de esta prueba en las aulas de educación ejecutiva y en la investigación llevada a cabo con otros grupos, las puntuaciones alrededor de 13 se consideran promedio. Por lo general, las puntuaciones en este rango indican que su atención e interés están en el nivel adecuado, lo que le permite ser productivo laboralmente.

Pero si tu resultado es mucho mayor o mucho menor, es probable que estés experimentando el estrés de una manera que va en detrimento de tu productividad. En particular, las puntuaciones de 20 o más generalmente indican un nivel improductivo de estrés. Pero las puntuaciones bajas, de 4 o menos, podrían ser problemáticas, ya que señalan un nivel insuficiente de excitación para mantenerte concentrado en el trabajo.

Si este es tu caso, trata de encontrar formas saludables de elevar tu estrés mediante la adopción de tareas o responsabilidades más desafiantes. Aumentar nuestros niveles de estrés puede sentirse contrario a la intuición, pero recuerda que, según la investigación, el aumento de la excitación también se corresponde con el aumento de la atención y el interés (hasta cierto punto).

Para la comparación, he aquí algunas puntuaciones medias de las investigaciones llevadas a cabo utilizando esta escala:

W160401_GINO_AVERAGESTRESS-850x637

Fuente: HBR

Si tu puntuación se aproxima o sobrepasa el 20, aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte a reducir tu estrés a un nivel más productivo:

Encuentra más oportunidades de ser auténtico. La evidencia sugiere que algunas personas a menudo experimentan sentimientos de inautenticidad en el trabajo. Es decir, que se ajustan a las opiniones de sus colegas en lugar de expresar la suya propia. Esto, según mi investigación sugiere, tiene importantes implicaciones para tus niveles de estrés y rendimiento. Cuando las personas se comportan de manera no auténtica, experimentan niveles más altos de ansiedad que cuando son ellos mismos. Por lo tanto, trata de encontrar maneras de expresar lo que eres en el trabajo, como ofrecer compartir tus talentos únicos o decorar tu oficina para reflejar tu personalidad.

Usa rituales. La superestrella del baloncesto, Michael Jordan, llevaba sus pantalones cortos de Carolina del Norte por debajo de sus pantalones cortos de Chicago Bulls en cada juego; Curtis Martin de los Jets de Nueva York lee el salmo 91 antes de cada juego; y Wade Boggs, tercera base de los Medias Rojas de Boston, comió pollo antes de cada juego y tomó prácticas de bateo exactamente a las 17:17, entre otros rituales.

Estos rituales pueden sonar extraños, pero en realidad tienen la capacidad de mejorar el rendimiento según investigaciones recientes. Por ejemplo, un experimento solicitó a diversas personas que juegen golf, eligiendo una pelota entre dos opciones, una de ellas llamada “de la suerte”. Los resultados mostraron un mejor rendimiento al utilizar la pelota de la suerte. En ese sentido, el análisis reflejó que los rituales supersticiosos mejoran la confianza en tus capacidades, motivan un mayor esfuerzo e incrementan el rendimiento.

En ese sentido, encontramos que cuando las personas se involucran en rituales antes de la realización de tareas de alta magnitud, se sienten menos ansiosos y estresados acerca de la tarea, y terminan obteniendo buenos resultados. Una cantidad moderada de estrés puede ponerte en el modo correcto para tener el mejor rendimiento laboral. Pero si te sientes abrumado, prueba alguna de estas estrategias no sólo para reducir el estrés y mejorar tu productividad, sino también para aumentar tu felicidad.

Posts Relacionados


Cómo aplicar la cantidad correcta de presión en tu equipo
8 poderosas maneras de moldear a nuestros hijos en líderes
3 reglas infalibles para tomar decisiones difíciles