Estudio: más mujeres en los Consejos Directivos promueven mejores decisiones


Jun 1, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

Un nuevo estudio de la Universidad de Notre Dame examinó el efecto que tienen las mujeres en los Consejos Directivos, donde son una presencia históricamente rara, y tuvo como resultado algo para muchos…confuso. Resulta que una gran proporción de mujeres directoras en empresas públicas está vinculada a un número significativamente menor de fusiones y adquisiciones corporativas. ¿Es eso malo?

Los investigadores observaron a casi 3.000 adquisiciones de empresas públicas en los Estados Unidos entre 1998 y 2010, comparando cuántas ocurrieron antes y después de que los consejos añadieran una o más mujeres.

Las empresas que aumentaron el número de consejeras de cero a dos absorbieron a un menor número de empresas. Después de un año, su tasa de adquisición se hundió en un promedio del 18%, según el estudio. El gasto en fusiones y adquisiciones también se redujo en un promedio de $ 97,2 millones. Además, el tamaño típico de adquisición se redujo un 12%.

Superficialmente, estos resultados podrían ser interpretados en al menos dos formas: (1) tal vez las mujeres, a menudo estereotipadas como más suaves, y con mayor aversión al riesgo, ralenticen la productividad de la empresa con su timidez, o (2) quizás estén conscientes de que aproximadamente la mitad de las fusiones y adquisiciones terminan mal, trastocando el sentido de negocio tradicional de sus colegas masculinos.

Pero en realidad estos datos en apariencia negativos pasan a demostrar con el desarrollo de la investigación que este descenso en porcentajes de adquisiciones y fusiones, y en gastos asociados a estas adquisiciones y fusiones, se debe a que las mujeres son más precavidas. No se trata de pérdidas para la empresa, sino de una mayor precaución en las adquisiciones y fusiones (por eso un menor porcentaje de ellas), y por lo tanto, un menor gasto relacionado a ellas.

Al respecto, Craig Crossland, profesor de negocios en la Universidad de Notre Dame, y director del el estudio, señala que la realidad es más matizada: se preguntó si su equipo hubiera descubierto resultados similares si sustituía a las directoras mujeres por “negros” o “hispanos”, ya que los hombres blancos llenan la mayoría de los asientos en los directorios en Estados Unidos, y la introducción de directores de diferentes orígenes en una sala de juntas puede ayudar a romper un pensamiento de grupo potencialmente desastroso, y cubrir los puntos ciegos.

“Tener más mujeres en el tablero cambia la dinámica de las interacciones de la junta,” afirma Crossland. “Es probable que tengan discusiones más completas y exhaustivas. Usted tiene mayor probabilidad de tener una discusión sobre los retos y las cosas que podrían salir mal, si le pide su opinión a una mujer”.

La decisión de fusionarse o adquirir otra empresa se parece mucho a casarse: podría ser maravillosamente beneficioso o ir tremendamente mal. Considere el caso de Google, que compró YouTube en lo que los analistas consideran ahora un robo. O la fusión de AOL-Time Warner, que condujo a la caída en picada del valor total de AOL, de $ 226 billones a alrededor de $ 20 billones.

El género, por supuesto, no protege a las empresas de las pérdidas sustanciales. Sin embargo, estudios previos han encontrado que la diversificación en la sala de juntas promueve conversaciones más inteligentes.

Para elaborar un libro en 2015, el profesor asociado de la Facultad de Derecho Osgoode Hall de la Universidad de York, y profesor visitante de Derecho en la Universidad de Yale, Aaron Dhir entrevistó a directores en Noruega. Las cuotas en los Consejos Directivos han existido en ese país desde 2003, lo cual obliga a las empresas a que en cada sala de reunión de organizaciones públicas al menos el 40% sean mujeres.

“La heterogeneidad provocada por las cuotas ha mejorado la calidad de las deliberaciones”, escribió. “Los directores que entrevisté creían que las mujeres eran más propensas que los hombres a deliberar a fondo y evaluar los riesgos”.

No es que todo el mundo considere a las cuotas como una fórmula mágica. Muchas mujeres de negocios en Estados Unidos están en contra de ellas, pues consideran que esto va en contra del criterio de meritocracia para ocupar las posiciones de una organización.

Las mujeres ocuparon el 19,2% de los asientos en los Directorios de las 500 empresas top en 2014, un porcentaje que no se ha modificado mucho desde el año anterior, de acuerdo con el análisis más reciente disponible de Catalyst, institución que rastrea a las mujeres en los Consejos de todo el mundo.

En síntesis, la investigación muestra que el tener mujeres directoras en un consejo de administración se asocia con un mejor desempeño de las acciones en los mercados difíciles, un mayor retorno de la equidad, un menor número de escándalos relacionados con el liderazgo, y fusiones menos costosas.

Posts Relacionados


Yoga de escritorio: mejora tu salud sin salir de tu oficina y evita dolores musculares
Los investigadores más influyentes del mundo
Cinco consejos para que los niños aprendan sobre el dinero