La clave del liderazgo está en atender la parte humana de una organización: Entrevista al PhD. Manolo Alcázar, Escuela de Dirección – U. de Piura


Sep 14, 2015 mhernani Noticias

El liderazgo en todos los tipos de organización humana es necesario para su correcto funcionamiento: sin un líder que aglutine todas las posturas y opiniones dentro de la organización, que evalúe sus necesidades, que tome decisiones y delegue funciones, difícilmente podría sobrevivir cualquier tipo de asociación, desde el Gobierno hasta la empresa privada.

Sin embargo, muchas veces los directivos de estas organizaciones no cumplen con los requisitos fundamentales para gobernar correctamente sus organizaciones: los líderes deben saber, deben poder y deben querer dirigir sus instituciones, sin dejar de lado la necesidad de estudiar constantemente la naturaleza y evolución de su organización, ni la obligación de conocerse a sí mismo y a las personas con quienes trabaja.

En ese contexto, el Instituto Peruano de Competitividad conversó con el experto en temas de liderazgo, Phd. Manolo Alcázar, Profesor del PAD, Escuela de Dirección de la Universidad de Piura y Director de la nueva Maestría en Gobierno de Organizaciones, con el fin de aclarar los conceptos de liderazgo, y de definir cómo esta capacidad viene desarrollándose en nuestro país, ya sea a nivel de instituciones del Estado como privadas, pasando por las organizaciones políticas.

Respecto al sector público, Alcázar destacó que el directivo que maneje estas instituciones debe ser principalmente patriota, pues debe velar por el bien común de su país a través de las funciones que realice su institución. Sin embargo, el Estado debe tener en cuenta que, si bien el patriotismo es importante, el funcionario no puede sacrificar la subsistencia de su familia, por lo que debe ofrecer pagos justos por su trabajo, logrando de ese manera captar cada vez mejores profesionales para este sector.

Por otro lado, apuntó que en el sector político es muy difícil institucionalizar la organización más allá del fundador, evitando de ese modo que el país esté gobernado por caudillos, y que para ello es necesario que los ciudadanos formen una masa crítica que participe activamente dentro de los círculos políticos, con el fin de que puedan formarse cuadros de líderes capacitados que hagan frente al culto a la personalidad que se vive hoy en la política de nuestro país.

2012090644trabajo_jefe_int

Quizás en algunas empresas sea imposible llegar a conocer la parte humana de todos sus colaboradores: pero comience modulando el lenguaje de las órdenes directivas, o analizando las reacciones psicológicas de sus subalternos en relación de determinadas tareas, con el objetivo de determinar en qué puntos poner más énfasis en establecer una relación empática. Fuente: www.ricardoego.com

En ese sentido, resaltó que para que la capacidad de liderazgo se fortalezca en todas las instancias organizativas es necesario profundizar en el estudio de 3 cosas: (1) la comprensión de lo que es una organización (en el sentido de las características y potencialidades del sistema de negocio que se lidere) y (2) la comprensión de lo que es un ser humano (es decir, el desarrollo de nuestra propia inteligencia emocional, y el estudio de la psicología de nuestros colaboradores en búsqueda de una armonía en el ambiente laboral que derive en el cumplimiento de los objetivos previstos), todo esto dentro de (3) una perspectiva de toma de mejores decisiones, ya que el conocimiento de estos dos puntos no suple la sensatez al momento de elegir entre uno u otro camino durante la vida de una organización.

Dicha sensatez requiere diversas aptitudes que sólo se adquieren a través de un trabajo conjunto entre la capacitación y la experiencia práctica: debemos ser firmes al tomar decisiones, debemos saber hacerlas en el momento indicado, debemos transmitirlas utilizando un lenguaje que se adecúe al contexto y a las personas a las que buscamos transmitir el mensaje, debemos ser pacientes al momento de detectar falencias, priorizando la búsqueda de soluciones y razones antes que de culpables, etc.

Siguiendo esa línea, Alcázar señaló que en su más reciente publicación editorial denominada “Cómo Mandar Bien: Consejos para ser un Buen Jefe”, destaca la fundamental importancia del conocimiento no sólo sobre cómo funciona una organización, sino especialmente, sobre cómo funcionan las personas dentro de su organización.

“Existe una ausencia clamorosa en los planes de estudio de cómo entender lo que es un ser humano. Estudiamos miles de cosas: matemática, gramática, idiomas, historia, etc. Pero hay una cosa que no hemos estudiado nunca: ¿qué somos cada uno de nosotros? Este conocimiento es necesario para ayudarnos a gobernar mejor la propia vida. Las cualidades que mencionábamos para el gobernante (justicia, sinceridad, austeridad, templanza, etc.) son las cualidades que debe tener cualquier persona si quiere gobernar bien su propia vida”, apunta.

Y es cierto, muchas veces los altos directivos olvidan que están tratando con seres humanos, y sólo se enfocan en lograr una productividad casi automatizada, sin darse cuenta que finalmente los seres humanos que trabajan conjuntamente con él no son robots, y que cada uno de ellos es un pequeño cosmos que debe ser atendido con el mayor interés y sinceridad posibles, con el objetivo de lograr una armonía y una mejor comunicación dentro de la organización: para ello, debemos comenzar sintiendo curiosidad por entender mejor nuestros propios fenómenos psicológicos internos. De esa manera, generaremos empatía con los demás, y una mejor visión de cómo utilizar y potenciar las cualidades de nuestros colaboradores, de cómo atender sus necesidades de la mejor manera, y de cómo posicionarlos mejor dentro de la institución para que su interacción con el resto de la organización sea la más productiva posible.

Posts Relacionados


Investigador Martín Hernani-Merino presente en el lanzamiento del libro Estratificación Socioeconómica y Consumo en el Brasil
Andragogía como enfoque de enseñanza de administración en programas de posgrado: perspectiva de un selecto grupo de investigadores brasileños y peruano
Para fomentar la innovación, conviértala en competición