La Cuarta Revolución Industrial fracasará si no nivelamos la educación a nivel mundial


Jun 22, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

La Cuarta Revolución Industrial es una nueva etapa en el desarrollo tecnológico que tiene el potencial de brindar nuevas oportunidades de riqueza y eficiencia a la población mundial. Estamos empezando a ver destellos de lo que traerá esta nueva era – drones, carros automatizados, realidad virtual mejorada, avances en edición genética, etc. – y de cómo está cambiando nuestras vidas.

Pero lo que también hay que debatir es la forma en que esta revolución podría estar ampliando la brecha de desigualdad entre los que tienen la capacidad de prosperar a partir de este nuevo mundo digital, y los que se ven frenados por los problemas sistémicos en sus comunidades – de los cuales, uno de las más críticos es el analfabetismo y la desigualdad de oportunidades educativas en base al género.

Sin acceso a una educación de calidad para muchos niños en todo el mundo, la Cuarta Revolución Industrial no será sostenible. ¿Cómo podemos anticipar los resultados positivos de un proceso intenso de desarrollo tecnológico si un gran porcentaje de la población mundial aún no ha alcanzado el componente básico de la alfabetización, y no puede leer una señal de tráfico o un titular de periódico, y mucho menos tener acceso a internet?

¿Cómo vamos a desarrollar el talento que se necesita para que el reemplazo de la fuerza laboral que realiza trabajo mecánico por sistemas automatizados no impacte negativamente en la sociedad, y por el contrario, permita que el valor agregado en el talento profesional de cada individuo derive con una cada vez mayor frecuencia en innovación y mayor desarrollo?

Si no educamos a los jóvenes del mundo y elevamos el valor de la mujer en muchas sociedades, esta revolución industrial intensificará la desigualdad atroz que existe actualmente, opacando la importancia de todo el desarrollo tecnológico que conlleva.

Para algunos es lógico asumir que la Cuarta Revolución Industrial puede resolver la crisis mundial del analfabetismo -quizás a través del aprendizaje basado en la información de la nube o de la instrucción virtual – tal como está resolviendo algunas epidemias de salud y aliviando algunos problemas de seguridad.

Sin embargo, la experiencia indica que en zonas del mundo donde la necesidad es mayor, no existe la confianza de que este sea un plan de acción viable, ya que es crucial que sigamos centrándonos en la formación eficaz de maestros y en el desarrollo tradicional de las habilidades infantiles de lenguaje y lectura, permitiéndoles el acceso a materiales de lectura de calidad, con el objetivo de formar la base para el aprendizaje del futuro que se viene promoviendo con la Cuarta Revolución Industrial.

Además, es necesario apoyar a las niñas a terminar la escuela secundaria, y fomentar en ellas las habilidades necesarias para tener éxito más allá del aula – como la confianza en sí mismas y la planificación financiera – con mentores de su propia comunidad.  Estas intervenciones deben ser puestas en marcha a nivel mundial, de lo contrario millones de niños en países de bajos ingresos no alcanzarán su pleno potencial y por lo tanto se desacoplarán de esta revolución industrial – minando su sostenibilidad como movimiento de desarrollo tecnológico a largo plazo.

En esencia, no podemos pasar por alto la necesidad de seguir avanzando hacia la construcción de capacidades humanas que participen plenamente de la Cuarta Revolución Industrial, como un componente crítico del camino hacia el éxito para todos. En ese sentido, coincidimos con Klaus Schwab, fundador del WEF, cuando afirma que “necesitamos dar forma a un futuro que funcione para todos nosotros al poner a la gente primero, y empoderarla”.

Posts Relacionados


Ser un líder estratégico es hacer las preguntas correctas
“Diversificación productiva es necesaria para desarrollo de economía peruana”
Especialista en análisis de innovación de UNICEF: “la asistencia a poblaciones infantiles vulnerables contribuirá a mejorar la competitividad del Perú”