La innovación y sus enemigos


Aug 12, 2016 mhernani Noticias

El libro ‘Innovation and Its Enemies: Why People Resist New Technologies’, obra del científico Calestous Juma, explica las raíces de la resistencia a las nuevas tecnologías recurriendo a casi 600 años de historia económica. Un texto que esboza estrategias de política para la innovación orientadas a reducir los riesgos y maximizar los beneficios de las nuevas tecnologías.

Un análisis que se mueve entre la esperanza y el miedo que surge con cada avance tecnológico, un intento de desenmarañar la controversia pública de temas claves de la innovación tecnológica.

El libro sostiene en primer lugar que la resistencia a los avances tecnológicos, por lo general, se arraiga en el temor de que la interrupción del statu quo podría causar pérdida de empleos, ingresos, poder e identidad. Los gobiernos a menudo terminan decidiendo que es más fácil prohibir las nuevas tecnologías que adaptarse a las mismas.

La resistencia a los tractores a principios de los 1900 tomó una forma ligeramente diferente. Los productores y los comerciantes de animales de tiro temían a la mecanización, que amenazaba su modo de vida. Pero sabían que no podían mejorar sus productos con mayor rapidez de la que los ingenieros podían mejorar los suyos; por lo tanto, el bloqueo de la propagación de los tractores sería imposible. En vez de ello, trataron de impedir el desplazamiento de los animales de granja realizando una campaña que promocionaba sus virtudes. La Asociación Americana de Caballos emitió panfletos declarando que, “una mula es el único tractor a toda prueba que se haya construido”. El grupo también señaló que los caballos podían reproducirse a sí mismos, mientras que los tractores se depreciaban.

Las personas casi nunca rechazan el progreso tecnológico por pura ignorancia. En lugar de ello,  luchan por proteger sus propios intereses y medios de vida, ya sea que estén operando una granja lechera o administrando un gobierno. Ya que las personas realizan continuamente intentos por aplicar nuevas tecnologías para mejorar el bienestar humano y del medio ambiente, esta distinción es de vital importancia.

Evitar las barreras al progreso tecnológico requiere comprender y abordar sus desventajas. Por ejemplo, a medida que las máquinas se hacen cada vez más capaces, los robots están reemplazando un número cada vez mayor de trabajadores. No pasará mucho tiempo hasta que esos robots sean capaces no sólo de realizar tareas más complejas, sino también de aprender más rápido de lo que los trabajadores puedan ser entrenados. Es irracional pensar que algunos trabajadores no serán desplazados tal como ocurrió con los animales de tiro.

Pero si reconocemos estas pérdidas y las abordamos de frente, podremos evitar una reacción en contra de innovaciones tecnológicas que son potencialmente beneficiosas, incluyendo en contra de los avances en la robótica. La clave será centrarse en la “innovación inclusiva”, cerciorándose de que a aquellos que son propensos a perder por el desplazamiento de las tecnologías antiguas se les brinden amplias oportunidades para beneficiarse de las nuevas tecnologías. Sólo cuando esto ocurra podremos obtener el mayor provecho de la creatividad humana.

Posts Relacionados


¿Qué hace falta para el despegue de los sectores productivos?
Importante especialista en innovación llega al Perú para participar de Seminario
México conquista el mercado español