Las 4 lecciones de liderazgo que nos dejó Mohamed Ali


Jun 8, 2016 mhernani Noticias

Fuente: Forbes

Muchos han escrito que Muhammad Ali trascendió al deporte. Sus cualidades ganadoras y de liderazgo han tenido un impacto de amplio alcance, y es difícil aislar a unos pocos principios su verdadera grandeza. Sin embargo, luego de que el triple campeón del mundo de los pesos pesados falleciera hace pocos días, muchos expertos han intentado resumir los cuatro grandes principios de liderazgo que definieron su carrera en el boxeo y su trabajo filantrópico:

1. Ten carácter: La esencia de Ali era su carácter valiente. Como la mayoría de los grandes líderes, sabía que el valor no es la ausencia de miedo, sino que el valor es la razón por la que enfrentamos nuestros miedos. En palabras de Ali: “el que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida.”

2. No hagas siempre lo mismo: por lo general, los administradores mejoran lo que tienen en frente, mientras que los líderes van más allá de lo que tienen frente a sus ojos: cuando nos enfrentamos a una competencia más grande y más fuerte que nosotros, ¿qué hacemos?, ¿competimos en la misma forma que siempre lo hacemos?

Mohamed Ali, también conocido como Cassius Clay antes de transformarse al islamismo, sabía que su única opción para vencer a George Foreman en el cuadrilátero era tomar un camino inesperado hasta ese entonces: resistir los embates de Foreman hata desgastarlo, y luego, cuando se reduzca su fuerza, noquearlo.

Era una estrategia totalmente loca para la época, pero posiblemente la única que podría llevarlo a la victoria. Ali tomó ese camino, a pesar de las protestas de su entrenador, Angelo Dundee. Ali tomó el camino de la verdadera dirección estrategécia, yendo más allá de lo que siempre se había hecho, al confiar en sus instintos para navegar en aguas desconocidas.

3. Que tu propósito sea el servicio: Ali dijo una vez, “servir a otros es el alquiler que se paga por una habitación aquí en la tierra”. Los gerentes aseguran el éxito mientras que los líderes ven el servicio como su verdadera medida de significación. Ali sirvió el mundo. Era un embajador de nuestra familia global.

Desde sus intervenciones en la negociación de rehenes a las reformas de los derechos civiles y su generosa filantropía, él nos sirvió. Ali lo resumió de esta manera: “Debes ser capaz de regalar las riquezas si deseas poseerlas. Esta es la única manera de que usted será verdaderamente rico”. Ali luchó en el ring la primera mitad de su vida; y luchó por el mundo en la segunda mitad.

4. El amor en todo: Al final, la verdadera medida de nuestro éxito no sólo esta en nuestros logros externos, sino en la marca que dejemos en la vida de otras personas. Los gerentes dejan logros; los líderes dejan personas transformadas por el amor y el carácter. Ali dijo: “Me gustaría que todo el mundo se ame los unos a los otros de la misma forma en que dicen que me aman y admiran”.

Ali peleó por todos nosotros con su amor, servicio, carácter, y su implacable deseo de luchar por los principios de la paz, la igualdad, la libertad y la autodeterminación. Esto es lo que hace de él un auténtico líder: su marca sigue resonando en nuestros corazones a través del el valor, el servicio y la inspiración que dio tan libremente.

Posts Relacionados


Perú en el mercado latinoamericano: uso de Marca País frente al déficit competitivo
Beneficios del Sueldo Mínimo diferenciado por regiones, tipos de empresas y edad
Así es como los anuncios online personalizados están jugando con tu mente