Las 7 peores barreras hacia el éxito están hechas de excusas


Mar 30, 2015 mhernani Noticias

Fuente: World Economic Forum

Mucho se ha escrito acerca de las cualidades y elementos que las personas exitosas comparten, sin embargo tal vez la más importante sea su capacidad de superar las excusas. Las personas usualmente se cuelgan de los pretextos: tienen la sensación de no poder encontrar un mejor trabajo, iniciar su propio negocio, o tomar cualquier riesgo a causa de lo que sea.

Las excusas son como narices: todos tenemos una. Pero cuando usted se entrena para ver estas ideas endebles como lo que son, y deja de tratarlas como una pared de ladrillos en su camino, se puede avanzar a través de ellos hacia su propio éxito.

Estas son algunas de las excusas que se escuchan más a menudo en el entorno laboral, ya sea de individuos acerca de sus propios sueños, o de ejecutivos sobre la dirección de su empresa:

1. “No tengo el dinero”

He oído esto en todos los niveles, desde el tipo que tiene una idea para iniciar su propio negocio hasta las mega-corporaciones. El punto clave es que se puede dar esta excusa aun si se tiene un dólar o unos millones.

Sin embargo, existen muchas opciones para superar este obstáculo: canjes, trueques, intercambios de servicios, recortes de gastos, ahorros, inversiones, préstamos, subvenciones, etc. La gente exitosa no permite que la falta de recursos (el dinero es sólo un recurso, después de todo) los mantenga detenido por mucho tiempo.

prestamos-hacienda

Los préstamos pueden significar un malestar a corto plazo, pero los beneficios a largo plazo serán mucho más que una recompensa monetaria: significarán el fruto de un esfuerzo y una pasión personal. Fuente de Foto: peruvianbank.fullblog.com.ar

2. “No tengo tiempo”

Todas las personas más exitosas en el mundo – Richard Branson, Bill Gates, Oprah – tienen las mismas 24 horas en un día que cualquiera de nosotros. Examine de cerca cómo gastas tu tiempo, y verás dónde están tus prioridades verdaderamente. Hay muy pocos compromisos en esta vida que son verdaderamente no negociables, y permitirse caer en la trampa de que usted no tiene tiempo para hacer lo que quiera sólo demuestra que usted realmente no quiere el tiempo libre.

3. “Nunca he hecho esto antes”

Hay un montón de cosas en las que usted ha tenido éxito y que nunca había hecho antes de intentarlo. Nunca habías caminado antes de que lo hicieras, nunca conducido un auto antes de sentarse por primera vez al volante, nunca tuvo un trabajo antes de su primera entrevista.  Todo comienza con el primer paso, pero hay que tomarlo.

4. “No tengo las habilidades”

Tengo un consejo para usted: Google. A través del gigante de la Internet podemos encontrar instrucciones, tutoriales e incluso libros y cursos sobre cómo hacer prácticamente cualquier cosa, la mayoría de forma gratuita. Si aún así no puede encontrar lo que necesita, compre un libro. ¿No fue suficiente? Contrate a un entrenador, o asista a un curso especializado: la inversión siempre es necesaria.

Usted puede obtener una educación de nivel universitaria sólo en base a la lectura de los libros que se encuentran en su biblioteca local, así que tire la idea de que un título de lujo se interpone entre usted y lo que quiere.

area_estres_3

Aprender a organizar nuestro tiempo para realizar proyectos personales siempre implicará un esfuerzo extra. Sin embargo, la distribución de tareas en tiempos bien calculados, o a colaboradores de confianza, permitirá que sólo nos concentremos en las cosas importantes, dejando los detalles a los subordinados, y a no realizar las tareas a última hora. Fuente de foto: salud.discapnet.es

5. “Las condiciones no son las adecuadas”

Estar a la espera de que las cosas sean perfectas es tal vez la peor excusa posible, porque las cosas nunca serán perfectas. Nadie vendrá con un cronómetro y te dirá: “Si empieza AHORA usted tendrá éxito”

En realidad muchas cosas se pusieron en marcha en un “mal momento” o “antes de que el mundo estuviera listo para eso”. Esperar las “condiciones adecuadas” es como el pescador sentado en su bote a la espera de los peces, pero sin poner el anzuelo en el agua.

6. “Alguien dice que no puedo o no debo hacerlo”

Esta es la cuestión: nada increíble, innovador, revolucionario jamás salió de un consenso de grupo. De hecho, muchas de las ideas más verdaderamente revolucionarias se encontraron con una gran cantidad de hostilidad y escepticismo. “Eso de la ‘televisión’ es sólo una moda pasajera”. “El Internet no podrá estar al alcance de todos”. “¿Quién quisiera estar en Facebook todo el día?” La verdad es que la gente va a estar en desacuerdo con usted. No van a entender su visión. No van a creer en ti: no importa. Sólo una persona tiene que creer en lo que se está haciendo cuando se inicia un proyecto, y eres tú.

7.“No tengo nada nuevo”

Algunas de las empresas más exitosas no inventaron algo totalmente nuevo. ¿Qué fue primero, LivingSocial o Groupon? MySpace llegó antes del Facebook. Simplemente puede tomar algo que ya existe y mejorarlo, cambiarlo, retocarlo, darle la vuelta y darle su toque personal.

Hay millones de libros por ahí, pero cada uno es diferente. Hay miles de cómics, cada uno con su propio espectáculo. Montones de contadores, desarrolladores de software, diseñadores, fabricantes. No se trata de cómo ser totalmente nuevo, sino de cómo ser diferente.

Estas son sólo algunas de las más comunes y sorprendentes excusas que han logrado detectar los especialistas, pero ciertamente no son las únicas. Al Instituto Peruano de Competitividad le encantaría saber qué excusas haz oído o si haz utilizado una excusa que te abstuvo del éxito. Entonces, compártenos tus pensamientos en los comentarios.

Posts Relacionados


¿Cuál es la religión de mayor crecimiento en el mundo?
La descentralización indiferente: análisis y propuestas
Cómo se construye una compañía a distancia