¿Los adolescentes rebeldes tienden a convertirse en adultos exitosos?


Mar 28, 2016 mhernani Noticias

Fuente: World Economic Forum

Cuando tenía alrededor de 11 años, Bill Gates comenzó a convertirse en un problema para sus padres. A medida que su capacidad intelectual crecía, también lo hacía su capacidad argumentativa: se negaba a hacer las cosas que su madre le pedía, como limpiar su habitación o llegar a tiempo a casa para la cena, según The Wall Street Journal.

Pero la gota se rebalsó del vaso una noche cuando Gates tenía alrededor de 12 años: el “tempestuoso” sabelotodo se metió en un griterío con su madre, de acuerdo con el diario, y su padre le arrojó un vaso de agua en la cara. Después de ello, Gates dijo a un consejero: “Estoy en guerra con mis padres sobre quién tiene el control.”

Este comportamiento adolescente de Gates puede parecer nada extraordinario: muchos de nosotros fuimos rebeldes durante etapas similares sin llegar a ser multimillonarios. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Developmental Psychology y citado por la Asociación for Psychological Science, sugiere que existe de hecho una conexión entre la rebeldía en la adolescencia y las posibilidades de ganar un ingreso alto más adelante en la vida.

En 1968, cerca de 3.000 estudiantes de sexto grado que vivían en Luxemburgo tomaron pruebas de inteligencia y respondieron preguntas sobre sus sentimientos hacia la escuela. Sus maestros también completaron cuestionarios sobre el comportamiento de los estudiantes. Asimismo, los investigadores evaluaron los antecedentes familiares de los estudiantes.

En 2008, los investigadores revisaron estos datos con el fin de ver qué rasgos de la infancia predicen el éxito profesional y los ingresos. Ellos fueron capaces de ponerse en contacto con 745 de los  3000 estudiantes, que ahora estaban cerca de los 52 años de edad.

Algo de lo que encontraron los investigadores no fue especialmente sorprendente. Por ejemplo, que los niños más estudiosos (según la calificación de los maestros y de los propios niños) aterrizaron en los mejores puestos de trabajo. Sin embargo, los investigadores se sorprendieron al encontrar una característica de la niñez – más allá de IQ, el estado socioeconómico de los padres, o la cantidad de formación que los estudiantes alcanzaron – que predice un mayor ingreso en la adultez: el rompimiento de las reglas y el desafío a la autoridad parental.

En este punto, la razón por la cual los preadolescentes que rompen las reglas pasan a convertirse en adultos con altos ingresos no está clara. Los investigadores dicen que es posible que las personas con tendencias a romper reglas son más proclives a valerse por sí mismos, lo que podría conducir a un mayor éxito financiero.

Mientras tanto, otras investigaciones han arrojado resultados similares: un estudio encontró que las personas agradables tienden a ganar menos dinero que las desagradables. Y Malcolm Gladwell argumenta en su libro “David y Goliat” que los empresarios como los fundadores de Apple, Steve Jobs o de IKEA, Ingvar Kamprad tuvieron más éxito porque eran desagradables, lo que les permitió asumir riesgos sociales y rechazar las solicitudes que no estaban en sus mejores intereses.

Por supuesto, esta investigación no es una razón para animar a los estudiantes a comportarse de manera salvaje en la escuela o en casa. Pero si se observa una actitud desafiante en ellos, debe saber que esto no es inherentemente malo, pues ese espíritu bien encaminado podría ayudar a facilitar su éxito, y tal vez incluso ayudarles a convertirse en el próximo Bill Gates.

Posts Relacionados


4 formas científicamente probadas para darle significado a tus regalos navideños
¿Por qué siempre llegas tarde y cómo prevenirlo?
Ser un líder estratégico es hacer las preguntas correctas