Los factores que señalarán el rumbo de la economía global en 2016


Jan 4, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

El 2016 será un año desafiante para la economía mundial. El crecimiento global parece estar comenzando a acelerarse después de algunos años débiles, luego de que el FMI previera una tasa de crecimiento del PIB mundial del 3,5% (cifra inferior a la media del 4,5% que precedió a la década anterior a la gran recesión, pero que es mejor que la media de los últimos cinco años).

En EE.UU. y Europa, los niveles de inversión son bajos, el crecimiento de la productividad es muy débil y el sector exportador sólo ofrece una pequeña contribución a la recuperación. Al mismo tiempo, el crecimiento se está desacelerando en Asia y es probable que crezca a un ritmo más lento que el PIB mundial. Se trata de una recuperación sin una mejora real en el ciclo económico, amenazada por una amplia gama de factores, algunos de los cuales serán analizados a continuación:

¿El año del populismo político?

2016 podría ser un año marcado por el populismo, ya que una actividad económica débil significa salarios decepcionantes, y cuando la realidad se queda corta ante las expectativas, la gente puede ser manipulada fácilmente ante promesas bien narradas. Una serie de factores refuerzan el populismo y el descontento: la seguridad laboral es socavada por la competencia global, la digitalización y la robotización.

Las nuevas oportunidades de trabajo son más propensas a ser contratos de corta duración o de tiempo parcial, muchos de ellos sin plenos beneficios sociales. Las demandas de educación, conocimiento especializado y habilidades sociales han dado un salto cualitativo, aumentando la valla para las personas que desean entrar en el mercado laboral. Además, la baja productividad está estableciendo estrechas limitaciones para las negociaciones sindicales .En un período en que las economías necesitan gobiernos fuertes para implementar profundas reformas estructurales, los votantes están favoreciendo el cortoplacismo y pidiendo soluciones simples.

Donald Trump speaks during the National Rifle Association's annual meeting in Nashville, Tennessee

El FMI considera a Donald Trump, candidato a la presidencia de EE.UU. dentro del conjunto de los “políticos populistas”. Fuente: pagesix.com

La crisis de los refugiados

Las crisis de refugiados en Europa seguirá siendo un factor importante durante el 2016. Los cálculos de la ONU indican que más de un millón de personas han entrado en Europa con la intención de solicitar asilo durante el 2015. A nivel mundial, la UNHCR (United Nations High Commissioner for Refugees o Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) ha indicado que el número de personas desplazadas alcanzó casi 60 millones en 2015, aumentando un 40% desde 2014. El patrón histórico indica que habrá que esperar unos pocos años antes de que el número de refugiados se normalice después de un período de conflicto, por lo tanto se espera que este disminuya para 2016.

La consecuencia económica a corto plazo de los flujos altos de migración será un mayor crecimiento del PIB en Alemania y Suecia, debido a un aumento temporal en el gasto público. Las consecuencias de una población en crecimiento son positivas en el largo plazo, pues reduce la presión demográfica de envejecimiento de la población. El aumento de la globalización interna, para usar el término acuñado por Angela Merkel, es potencialmente una fuerza de trabajo más diversificada y una economía más creativa, pero en el corto plazo, la tarea de integrar un número tan grande de gente va a ser un desafío.

150909170252_siria_refugiados_ap_624x351_ap_nocredit

Refugiados sirios en EE.UU. Fuente: BBC

El factor “China”

Es importante subrayar el rol de China para el resto de los países emergentes. El crecimiento en Asia, América Latina y África se ha visto reforzado por la creciente demanda de mineral y petróleo por parte de China. Si China tiene éxito en el tratamiento de sus problemas internos y en la apertura de sus mercados, también podría contribuir a la reactivación de optimismo en los mercados emergentes.

Es, sin embargo, importante subrayar que el renacimiento de los mercados emergentes tiene una base más fundamental que ser dependiente de China. Países como India, Brasil, México Colombia, Nigeria o Etiopía han sido capaces de acelerar el crecimiento de su propio poder a través de reformas políticas que han mejorado la gobernanza. Las barreras al comercio se han reducido y el nivel de educación de su fuerza laboral ha mejorado.

Además, cabe resaltar que la revolución móvil ha hecho accesible la información en casi todas partes y una mayor transparencia política. En ese sentido, 2016 podría ser potencialmente un año en que las consecuencias de la transformación digital se conviertan en un tema dominante.

b694e7d5c7aa25762733a5450c27a2e1_article

Las reformas de apertura de mercados que debe emprender el gobierno chino evitarán que se generen burbujas financieras o que se desacelere el crecimiento económico. Fuente: actualidad.rt.com

El optimista 2016

Es importante tener en cuenta el optimismo fundamental que la globalización está trayendo a los mercados emergentes. De acuerdo con la previsión del FMI para el 2016 habrá más de 3,4 mil millones de personas que vivan en países con un PIB cuyo crecimiento será más rápido que el 6%. Una tasa de crecimiento a ese nivel significaría que la economía total se triplicará en dos décadas. Esa es la transformación más rápida para salir de la pobreza que la humanidad ha experimentado nunca.

Sin embargo, 2016 es probable que sea también un año difícil. El crecimiento es cada vez mayor, liderado por la recuperación de los EE.UU. y de otras economías avanzadas, pero el populismo, los riesgos geopolíticos (la definición del papel de Rusia en la distribución del poder global o la destructiva presencia del Estado Islámico en Occidente) y las turbulencias en los mercados son factores propensos a generar algunas sombras sobre nuestro optimismo.

Posts Relacionados


5 consejos para volver más empática a una organización
Algunas lecciones del este asiático sobre cómo construir confianza a nivel regional
José Gallardo Ku es el nuevo titular del MTC