MEF aumenta Presupuesto en Educación: ¿qué proyectos y retos mantiene el Estado en este rubro?


En el Presupuesto fiscal para el 2015, el gobierno priorizará recursos para los sectores Educación, Seguridad, Infraestructura e Inclusión Social, según anunció el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Luis Miguel Castilla Rubio.

El Presupuesto ascendería a S/. 130 mil 621 millones 290 mil 973 (11 mil 687 millones 37 mil 60 más que en el 2014), y tendría como objetivo apuntalar el PBI potencial a través de “un impulso a la productividad de los factores de producción”, especialmente en las áreas de Educación y Salud.

LOS PROYECTOS

En ese sentido, el Instituto Peruano de Competitividad ha decidido contribuir a esta beneficiosa iniciativa del Gobierno a través de la recopilación y difusión de los mejores proyectos educativos impulsados por el Estado, y de los retos que aún debe enfrentar en el futuro para lograr trabajadores más productivos.

Por ejemplo, a partir del próximo año, el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) planea entregar 25 mil becas para financiar los estudios de jóvenes peruanos que accedan a becas de pregrado o posgrado para formarse en universidades peruanas o del extranjero.

Según Raúl Choque, director ejecutivo de Pronabec, “desde que se comenzó a conceder becas hace casi tres años, la institución contaba con un presupuesto anual de S/.500 millones, pero el monto ascenderá a S/.800 millones el próximo año, es decir habrá un aumento de 60%”.

Por otro lado, debemos tomar en cuenta la organización del Concurso Nacional de Buenas Prácticas en Educación Técnica Tukuy Ruraq Amauta 2014, convocado por el Ministerio de Educación.

Este certamen busca recompensar las prácticas exitosas pedagógicas y de gestión institucional, de entre más de 12 mil docentes que laboran en institutos técnicos, tecnológicos y productivos, permitiendo que los finalistas compartir sus proyectos y experiencias.

LOS RETOS

Los proyectos descritos anteriormente buscan mitigar una crisis en la capacidad de producción nacional desde las bases educativas de la sociedad. Sin embargo estas iniciativas de carácter lento y progresivo luchan contra las cifras desalentadoras de resultados económicos, como los presentados en el ranking de The Conference Board Economy Database, en el que Perú ocupa el penúltimo lugar en productividad laboral en Latinoamérica.

“Este resultado muestra que los costos para fabricar un determinado producto son muy altos y la razón fundamental de este problema es la falta de capacitación de los empleados,”, afirma Luis García Echeverría, profesor de la Universidad Javeriana.

Según García, la educación del país no entrega trabajadores competitivos y además el cubrimiento del trabajo especializado sigue siendo bajo, lo que se resume “en una grave falta de educación”.

El análisis de los retos sin duda resulta desesperanzador, pero las medidas y el enfoque que ha adoptado el Estado ante esta situación, aunque lentos y progresivos, resultan favorables para la proyección del incremento de productividad en nuestro país en los próximos años.

Ante una evidente desaceleración económica es resaltable que el Gobierno haya decidido optar por la capacitación de su capital humano (medida que se desarrollará a largo plazo y tendrá un impacto mínimamente populista), más que por el incremento compulsivo de su producción, que eventualmente podría traer un descenso en los precios del mercado, y el mantenimiento de una productividad insostenible con el medio ambiente y el desarrollo social.

Fuentes: La República/Gestión/El Comercio

Foto: www.oei.es

Posts Relacionados


Enterremos la idea del “genio solitario” en el proceso de innovación
¿Cómo delegan los mejores líderes?
¿Cuál fue el balance de la competitividad peruana este 2016?