“Nuestra sociedad asocia a los hombres con la brillantez, pero no a las mujeres”


Jan 21, 2015 mhernani Noticias

Fuente: The Economist

Ha pasado mucho tiempo desde que la academia estuvo controlada exclusivamente por hombres, pues hoy podemos decir que algunos sectores académicos están totalmente dominados por las mujeres. En esa línea, observamos que los nuevos doctorados en matemáticas y física se obtienen en su mayoría por hombres, mientras que en América por lo menos la mitad de los de biología molecular y neurociencia se otorgan a las mujeres. Esto es igualmente cierto en las ciencias sociales y las humanidades, donde la historia del arte y la psicología están dominadas por las mujeres, mientras que la economía y la filosofía son de los hombres.

Ante esta situación, un estudio liderado por Sarah-Jane Leslie, de la Universidad de Princeton, y Andrei Cimpian, de la Universidad de Illinois at Urbana-Champaign, ha lanzado una hipótesis que ayuda a esclarecer el asunto. El documento, publicado en la revista Science, afirma que la variable crucial en este tema es algo que ellos llaman “capacidad específica en un campo” (básicamente, el talento innato).

La idea de que hombres y mujeres han evolucionado diferencias cognitivas en el curso de millones de años, debido a los diferentes intereses de los sexos, es plausible. Sin embargo, el estudio también demuestra que las mujeres (y ciertos grupos raciales históricamente perjudicados), a través de la exposición a una cultura que les dice constantemente que no tienen aptitudes para áreas como matemáticas o física (ciencias culturalmente asociadas con la genialidad), puedan llegar a creer que  realmente no son capaces de realizar estas actividades sin haberlas siquiera intentado.

talento-femenino1-620x401

Los investigadores descubrieron que los estereotipos que asumen una falta de talento natural en las mujeres son parcialmente responsables de las desigualdades de género que existen en las disciplinas. Fuente de Foto: womantalent.com

El estudio analiza además cómo las asociaciones culturales generales asocian a los hombres con la genialidad innata y no a las mujeres. Leslie explica, diciendo: “Consideremos lo difícil que es pensar en tan siquiera una representación cultural de mujeres –como la que existe en personajes como Sherlock Holmes o el doctor House en la serie de televisión– en la que se les atribuye una chispa innata especial, un genio sin educación“.

Agrega que “las mujeres dotadas intelectualmente encarnan papeles como el de Hermione Granger en Harry Potter, a las que se asocia el hecho de ser increíblemente trabajadoras y diligentes. Los logros de estas últimas se representan como fruto de largas horas de estudio minucioso, en vez de una brillantez innata”.

En ese contexto, la Dra Leslie y el Dr. Cimpian sugieren un cambio cultural en las escuelas y universidades, restándole importancia al talento y enfatizando el trabajo duro, con lo que se podría eliminar el estatus de dominación masculina (o de determinado grupo racial) en campos tradicionalmente reservados a estos sectores.

ambienteestudio

Expertos consideran que para fomentar la diversidad de género es necesario destacar el valor de la dedicación y el esfuerzo en lugar de dar importancia al genio que logra el éxito sin tener que trabajar duro. Fuente de Foto: www.enciclopediasalud.com

En el Perú, la presencia del sexo femenino en los directorios de las empresas peruanas todavía es un asunto pendiente (alrededor de 6,9 millones de mujeres son ejecutivas, y más de 8,7 millones son hombres), con lo que se podría corroborar la existencia de una desconfianza en la capacidad intelectual femenina por parte de la sociedad peruana, evidenciando además que la brecha en estos temas parece no reducirse al mismo ritmo que en el resto del mundo.

Y es que según los resultados del estudio “La mujer en la gestión empresarial: cobrando impulso”, elaborado por la OIT, solo un 29,3% de empresas cuenta con mujeres dentro de sus directorios, lo que nos coloca en el puesto 59 de 108 países analizados, por debajo de todos nuestros vecinos de la región y solo por encima de Chile (23,6%), el único de nuestros tres socios de la Alianza del Pacífico al que le llevamos la delantera.

Posts Relacionados


¿Estás demasiado (o no lo suficientemente) estresado para ser productivo?
¿Lideras una organización? Tómate un tiempo para pensar, y hacerte estas 5 preguntas sobre tu estrategia empresarial
Algunas lecciones del este asiático sobre cómo construir confianza a nivel regional