¿Por qué Estados Unidos no eligió a una presidenta?


Nov 25, 2016 mhernani Noticias

Todo parecía indicar que el 9 de noviembre sería el día en que Estados Unidos alcanzaría un lugar en la historia al escoger a su primera presidenta. Los sondeos realizados a lo largo de la campaña daban como ganadora a la demócrata Hillary Clinton, sin embargo, el republicano Donald Trump obtuvo los votos electorales necesarios para ganar la presidencia de ese país.

Estados Unidos está cayendo lentamente en el Global Gender Gap Report, no porque su récord en la elección política general de mujeres esté empeorando, sino porque otros países están mejorando sustancialmente (por ejemplo, en América Latina diez mujeres han alcanzado la presidencia de distintas naciones en los últimos años).

Hoy hay 60 miembros del Consejo de Mujeres Líderes Mundiales, todos ellas actuales o antiguas jefes de Estado o de gobierno libremente elegidas como presidentas, primer ministra o canciller. En la lista de países que han tenido una líder en los últimos 50 años, los Estados Unidos están en último lugar.

Tome en cuenta que Clinton es la primera mujer con opciones (muy serias) de llegar a la Casa Blanca. Sorprendentemente, países como el Perú han tenido más candidatas mujeres en los últimos años que naciones desarrolladas como Estados Unidos. Sin embargo, es difícil decir que el nivel de machismo en el Perú sea menor que en Estados Unidos.

Quizás esto se deba a la naturaleza del sistema electoral de cada país. Mientras nuestro país permite un multipartidismo, en Estados Unidos el bipartidismo reduce las posibilidades de que una mujer se postule a la presidencia debido a los filtros del mismo sistema, y no necesariamente debido a algún tipo de discriminación. Sin embargo, la posibilidad de que en el Perú se respete la igualdad de género en política per se es un tema que debería continuar analizándose.

Según Saadia Zahidi, economista del Foro Económico Mundial, y encargada del Informe sobre la brecha de género, el 47% de todos los países ha tenido al menos una jefa de Estado. Al ritmo actual, Zahidi ha proyectado que se necesitarán más de 100 años para que el mundo llegue a la paridad de género, donde la mitad de todos los jefes de estado sean mujeres en un momento dado. ¿Lo logrará Estados Unidos para entonces?

Pero ahora la pregunta más importante ahora es: ¿por qué la nación más poderosa del mundo no puede elegir a una presidenta?

Durante la campaña se dijo mucho que Clinton fue la más apoyada en los últimos tiempos por los grandes grupos mediáticos de Estados Unidos, mientras que Donald Trump es un outsider de las elites del poder en EE.UU. Además, a pesar de su experiencia política, Hillary Clinton fue acusada de no tener carisma, agravada esta situación por la crisis de los emails que la trajo abajo en las encuestas.

Estas encuestas mostraban una gran antipatía popular hacia la candidata demócrata, ¿esto podría deberse la idiosincrasia de ese país, en la que las mujeres simplemente no encajan en el arquetipo de un líder en un país que pone su estatus de superpotencia en su fuerza militar?. Para muchos, los hombres son fuertes hasta que demuestre lo contrario, mientras que las mujeres deben demostrar que tienen fuerza, lo cual hizo tan efectivo el ataque de Trump contra Clinton.

El republicano jugó con el miedo inconsciente de los americanos de que Clinton no era bastante fuerte para ser comandante en jefe. Por otro lado, la visión opuesta es también factible: la asertividad de las mujeres en política debe ser matizada con sonrisas y guiños femeninos a fin de que la claridad y contundencia expositiva no sea confundida con agresividad.

Si bien es cierto que la candidatura de Clinton tenía varios puntos flacos, el análisis debe considerar el machismo de los estadounidenses como un factor determinante para elegir a Trump (con serios indicios de misoginia) frente a la demócrata. En todo caso, la evolución de las candidaturas presidenciales femeninas deberá analizarse tomando en cuenta seriamente esta perspectiva.

La ventaja es que las mujeres de todo el mundo están haciendo progresos sustanciales en llegar a las oficinas de más alto nivel. Ese progreso continuará y será sostenible mientras más mujeres vean que es posible y deseable.

Posts Relacionados


EEUU: Revolución robótica generaría más desempleo que tratado comercial con Perú y otros países del Asia-Pacífico
Gestión de la Investigación: Entrevista al Mg. Carlos Chávez, Director de Gestión de Investigación de la PUCP
Científicos encontraron nuevo truco para lograr tus metas