¿Por qué no hay industria en el interior del Perú?: Análisis del caso de Puno


Jun 27, 2016 mhernani Noticias

La Universidad Nacional del Altiplano (Puno) tuvo el privilegio de acoger la Conferencia de Desarrollo Estudiantil Profesional (SPDC, por sus siglas en inglés), un evento que ofrece  la oportunidad de participar en competencias de diseño y comunicación, así como seminarios de desarrollo profesional donde los estudiantes de todas las disciplinas de ingeniería pueden conocer y oír a los expertos de la industria, expandir su network y participar en talleres.

Esta conferencia pudo ser organizada gracias a la Sección Estudiantil de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME, siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que congrega a ingenieros de todo el mundo, y que ofrece un vasto repertorio de cursos especializados, entre los que destaca la iniciativa del SPDC.

Es en ese contexto se desarrolló la ponencia virtual “Capacidades científicas y diversificación productiva”, a cargo del Dr. Jorge Tello-Gamarra, Profesor Adjunto en la Universidade Federal do Rio Grande (FURG), investigador asociado en el Núcleo de Gestão da Inovação Tecnológica (NITEC), el mismo que pertenece a la Escuela de Administración de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS) y Director científico del Instituto Peruano de Competitividad – INSPERCOM.

A través de su exposición, Tello-Gamarra, comparó las realidades de Puno, (Perú) -con un mínimo nivel de industria-, y de la pequeña ciudad de Imigrante, (Brasil) -industrializada-, con el objetivo de destacar que no importa el tamaño de una población para que exista industria, es decir, que ciudades pequeñas con poblaciones menores también pueden tener industria. En ese sentido, una ciudad como Puno o Huancayo, podrían (y deberían) tener industria.

Sin embargo, destacó que en los departamentos del Perú no existen capacidades científicas que sirvan como base de conocimiento para agregar valor agregado a nuestros productos de exportación. Esta falta de capacidades científicas se evidencia en los bajos niveles de publicación de investigaciones en revistas científicas, a pesar de los avances que se vienen realizando actualmente.

En ese sentido, Jorge Tello destacó que las empresas en otros países realizan mucha investigación, mientras que en nuestro país las empresas se preocupan de forma muy mínima por generar esta investigación, invocándolas a que cambien de mentalidad y asuman a la innovación como una necesidad para el desarrollo de la organización y de la sociedad que la alberga.

Respecto al caso específico de Puno, resaltó que el 70,9% de las instituciones que producen conocimiento del Perú se ubican en Lima, mientras que en Puno sólo el 0,9%. Asimismo, el 90,05% de las investigaciones publicadas en revistas científicas se ubican en la capital, mientras que en Puno sólo el 0, 38%. Sin embargo, el PBI de Puno representa el 2,3% de la riqueza total del Perú, mientras que Lima el 49%. Esto demuestra que los altos niveles de centralismo que aún poseemos són más alarmantes respecto a la producción de conocimiento científico.

En esa línea, para realizar eficazmente una diversificación productiva es necesario una robusta diversificación de conocimiento, con el objetivo de entrar a otro tipo de sectores, más específicamente, entrar a sectores de alta intensidad tecnológica (microelectrónica, fármacos, nanotecnología, biotecnológica, etc.).

Este conocimiento debería generarse a partir de la concientización de las grandes empresas peruanas respecto a la necesidad de producir conocimiento científico que posteriormente pueda trasladarse a sus productos en forma de innovación, así como a partir de la generación de instituciones de investigación descentralizadas por parte del Estado, el cual también debería apoyar a las pequeñas y medianas empresas en fortalecer sus capacidades científicas.

 

Posts Relacionados


Inteligencia infantil: ¿Puede el consumo de pescado durante el embarazo potenciarla?
El “efecto de aversión a la pérdida” evita que logres negociaciones más exitosas
¿Cuál es el impacto real en el medio ambiente de nuestros alimentos?