¿Qué determina los conflictos sociales del sector minero en Latinoamérica?


Nov 3, 2016 mhernani Noticias

Los conflictos sociales entre las empresas mineras y las comunidades ubicadas cerca de las minas han proliferado durante la última década. Por ejemplo, en el Perú, la Defensoría del Pueblo indicó la existencia de 207 conflictos sociales para setiembre de 2016, de los cuales el sector minero registra más casos (62,8%).

En ese contexto, un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Ottawa, Canada, ha tratado de comprender las causas y consecuencias de estos episodios polémicos en América Latina, tomando como países muestra a  Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

La investigación indica que la lógica detrás de los conflictos (entre las empresas y la comunidad) no es la competencia entre las actividades existentes y la minería per se, sino la intensidad de esta competencia, agravada por la ineficiencia institucional de los Estados, lo que origina el conflicto. Esto significa que una comunidad con menos oportunidades de agricultura, menores ingresos y peores servicios estatales es más propensa a los conflictos.

La discordancia se construye en torno a la escasez de oportunidades económicas tanto a nivel de uso de la tierra (reducción y daño ecológico de los medios de subsistencia agrícola), como a nivel de las características socioeconómicas de las poblaciones cercanas (vinculadas a cuestiones distributivas de servicios básicos).

El estudio se realizó en base a un análisis estadístico de los determinantes de los conflictos sociales a nivel local en el sector minero en América Latina, tomando en cuenta información proveniente de 640 propiedades mineras en etapa de exploración avanzada, relacionada con cuidado del medio ambiente, patrones de uso de la tierra alrededor de la propiedad, características socioeconómicas de la población, conflictos sociales conocidos, etc.

Los investigadores clasificaron los principales determinantes de los conflictos sociales en tres hipótesis centrales, dentro de las cuales se analizan variables importantes identificadas por la literatura cualitativa como motores de conflictos sociales en las propiedades mineras:

(1) características de la empresa y de la propiedad (que afectan el comportamiento de la empresa);

(2) características socioeconómicas de la población cercana (que afectan las preocupaciones de distribución);

(3) características socioambientales (que afectan la preocupación por los medios de subsistencia).

En ese sentido se identificaron patrones (correlaciones) de validez generalizable que señalan el camino hacia una teoría más general de los conflictos empresa-comunidad. Debido a ello, los resultados de esta investigación, titulada “Los Determinantes del Conflicto Social en el Sector Minero Latinoamericano: Nuevas Evidencias con Datos Cuantitativos” son generalizables para los cinco países de la muestra que analizó.

“También encontramos que las características de la empresa constituyen un elemento importante de la estructura de oportunidad política que afecta la probabilidad de movilización social. Probamos que el fracaso para incluir sistemáticamente las características de la empresa en la evaluación de la política contenciosa a nivel local es un importante problema variable omitido”, indicaron los autores del estudio, Paul Alexander Haslam y Nasser Ary Tanimoune.

En esa línea, se evidencia que las compañías mineras extranjeras son más propensas que las empresas locales al conflicto social, pues no logran adaptarse a las alianzas cambiantes en la estructura de oportunidades políticas.

Finalmente, tomemos en cuenta que la principal innovación de este trabajo ha sido aplicar, por primera vez, un análisis cuantitativo al problema de la comprensión de los determinantes de los conflictos sociales en el sector minero a nivel local.

Al llevar el análisis cuantitativo al nivel local, se logró probar estadísticamente muchas de las afirmaciones causales sobre el conflicto mina-comunidad propuestas por el análisis cualitativo. De manera más general, se demuestra la utilidad de combinar estas fuentes de datos en el análisis de los problemas de desarrollo.

Posts Relacionados


El lado oscuro de la creatividad
¿Los bolsos de compras reutilizables alientan a los consumidores a comprar comida chatarra?
Entrevista a Alonso Rivera, experto en hidrocarburos, sobre competitividad en Petroperú