¿Qué diferencia a las mentes creativas del resto?


Jan 11, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

¿Qué hace que las personas altamente creativas sean diferentes del resto de nosotros? En la década de 1960, el psicólogo e investigador de la creatividad, Frank X. Barron, se propuso alcanzar una respuesta. Barron realizó una serie de experimentos sobre algunos de los pensadores más reconocidos de su generación, en un intento por aislar la chispa única del genio creativo.

En un estudio histórico, Barron invitó a un grupo de creadores de alto perfil -incluyendo a los escritores Truman Capote, William Carlos Williams y Frank O’Connor, junto con arquitectos, científicos, empresarios, y matemáticos – a pasar varios días viviendo en una residencia de la Universidad de California. Los participantes pasaron tiempo conociéndose unos a otros, siendo observados por los investigadores, y completando evaluaciones sobre sus vidas, sus trabajos, y personalidades, incluyendo pruebas que apuntaban a buscar signos de enfermedad mental e indicadores de pensamiento creativo.

Barron descubrió que, contrariamente a lo que se creía en aquel momento, la inteligencia sólo tuvo un papel modesto en el pensamiento creativo. El IQ por sí solo no podía explicar la chispa creativa. El genio creativo es “de vez en cuando más loco y, sin embargo rotundamente más cuerdo que la persona promedio”, afirmaba el investigador.

El estudio mostró que la creatividad es formada por toda una serie de características intelectuales y emocionales. Los rasgos comunes que las personas en todos los campos creativos parecían tener en común eran: una apertura a la vida interior; una preferencia por la complejidad y la ambigüedad; una tolerancia inusualmente alta para el desorden; la capacidad de extraer orden del caos; independencia y voluntad para asumir riesgos.

mito_predominancia_cerebral

Para las personas creativas, las diferencias entre ambos hemisferios cerebrales no es tan radical, ya que tienen la capacidad de combinar las funciones de ambos lados con facilidad. Fuente: www.medciencia.com

Esta nueva forma de pensar sobre el genio creativo dio lugar a algunas desconcertantes contradicciones. En un estudio posterior, Barron y Donald MacKinnon encontraron que el escritor promedio era un 15% más propenso que el resto de la población a la mayoría de las psicopatologías. Pero por extraño que parezca, también encontraron que los escritores creativos obtuvieron altos niveles de salud psicológica. Las mentes de las personas creativas parecían encontrar una síntesis inusual entre los comportamientos “patológicos” y “saludables”.

Parece que las personas creativas son más introspectivas, y esto conduce a una mayor conciencia de sí mismas, incluyendo una mayor familiaridad con las partes más oscuras y más incómodas de sí mismas. Tales contradicciones pueden ser precisamente lo que da a algunas personas un intenso impulso interno para crear.

Como el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi dijo después de más de 30 años de observación de la gente creativa: “Si tuviera que expresar en una palabra lo que hace que sus personalidades sean diferentes a las de los demás, es la complejidad. Muestran tendencias de pensamiento y acción que en la mayoría de las personas están segregadas. Contienen extremos contradictorios; en lugar de ser un ‘individuo’, cada una de ellos es una ‘multitud’”.

Contrariamente al mito del “cerebro derecho” como el hemisferio destinado a la inteligencia y productividad, la creatividad no sólo implica una sola región del cerebro o incluso un solo lado del cerebro. El proceso creativo se basa en todo el cerebro. Es una interacción dinámica de muchas regiones diferentes, junto con nuestras emociones y nuestros sistemas de procesamiento conscientes e inconscientes, que caracteriza al ser creativo y lo diferencia del hombre común, que por lo general no logra integrar todas sus facultades mentales hacia un objetivo innovador.

Posts Relacionados


Conoce el ranking de los mejores países para iniciar una carrera
Ricardo Hausmann sobre las narrativas políticas cambiantes en América Latina
Repensando las estrategias alrededor del uso del agua