¿Qué hace falta para el despegue de los sectores productivos?


Durante los primeros meses del año la economía peruana no creció como se esperaba, por el contrario, ha continuado con la desaceleración que se observa desde el año pasado. ¿Por qué el Perú no avanza a su potencial y está creciendo menos de 5%?

Los representantes de diversos gremios empresariales tienen distintas opiniones sobre lo que está pasando con el dinamismo económico. Sin embargo, coinciden en que uno de los principales problemas para el desarrollo del país es el tema de la institucionalidad y las barreras burocráticas para la inversión.

Por ejemplo, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Luis Salazar, señaló que, a pesar de las oportunidades que presenta el Perú para el desempeño, se han venido implementando normas, la mayoría del Congreso, que agravan la competitividad.

 “Yo creo que hay ideología e idealismo que te saca de la realidad y hacen dar propuestas que no funcionan. El mayor problema es que se piensa políticamente y no técnicamente; eso hace mucho daño”, dijo Luis Salazar.

A modo de ejemplo, sostuvo que actualmente si una mediana o gran empresa desea contratar a una micro, la legislación refiere que si esta última tiene problemas laborales o tributarios, la que se responsabiliza es la que solicita sus servicios, lo cual desincentiva las asociaciones y esto, a su vez, no permite reducir las altas tasas de informalidad.

EN ELSECTOR PESQUERO

Del mismo modo, la presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), Elena Conterno, precisó que, el sector al cual pertenece es “muy regulado”, lo cual genera que no se pueda abastecer la demanda que existe.

“El nivel de ingreso de los peruanos sube, la población y la demanda también se incrementan, pero el problema es que lamentablemente se han establecido un conjunto de regulaciones inadecuadas que llevan a que no estemos en nuestro nivel máximo de crecimiento sostenible”, afirmó.

Conterno indicó también que, además de las regulaciones, actualmente el sector tiene que enfrentar el calentamiento del mar, lo cual genera que la anchoveta se pegue más a la costa y que “en esta primera temporada solo se haya pescado el 60% de la cuota”.

Asimismo, advirtió que si se registra un fenómeno de El Niño severo, las exportaciones pesqueras pueden caer hasta en un 50%.

EN EL SECTOR ENERGETICO

No obstante, pesca y manufactura no son los únicos sectores afectados por la cantidad de normativas que existen. Para la presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Eva Arias, los trámites impiden muchas veces el desarrollo de los proyectos.

En ese sentido, señaló que el problema se genera cuando se retrasa el otorgamiento de permisos para el desarrollo de la obra, por lo que sugirió que, para que esta situación cambie, se necesita contar con funcionarios más eficientes o que se tercerice el trabajo, lo que a su vez podría permitir algunos ahorros al Estado.

“En estos momentos no estamos sembrando proyectos para que empiecen a producir mañana”, resaltó.

Por otro lado, Arias informó que en 2013, a pesar de haber sido un buen año porque la producción de cobre se incrementó en 6% y este metal representa el 42% de la cartera minera, los precios de la plata y el oro retrocedieron y esta tendencia continúa.

“Eso obviamente tiene impacto en los balances, las utilidades y los impuestos. Si hubieran salido los proyectos que estaban programados, la realidad del producto bruto interno del sector (y, por lo tanto, del país) sería diferente a la de ahora”, aseguró.

EN EL AGRO

Por su parte, el director de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), José Antonio Gómez, manifestó que, en el caso del sector al cual pertenece, existe una mala interpretación y una falta de entendimiento técnico en la legislación.

No obstante, para Gómez, en la agricultura el panorama es más favorable debido a que “están cosechando lo que se sembró hace cinco o siete años atrás”.

“El sector viene avanzando, pero todavía es débil. Hoy vemos a las poblaciones que crecen de manera sostenida, las clases medias también lo hacen y requieren de otro tipo de alimentos”, indicó.

El representante de AGAP manifestó que se estima que habrá entre 100 mil y 200 mil nuevas hectáreas para la producción en los próximos años, las cuales generarán alrededor de medio millón de empleos directos y aproximadamente US$50 mil en ingresos por hectárea.

PROPUESTAS

Sin embargo, anotó que, para que esto se cumpla, se necesita de infraestructura, como puertos y aeropuertos.

“La receta que funciona es una estabilidad jurídica, un marco estable que permita sembrar hoy lo que vamos a cosechar mañana. Que si se da una ley de promoción que dicen que durará hasta 2021, que dure hasta ese año y que no debatamos en los últimos tres años que se cambiará porque eso afecta a las inversiones”, añadió.

Lo que se necesita, para Elena Conterno, es desarrollar el potencial de la acuicultura y más apoyo a los pescadores artesanales.

Para Luis Salazar, el aprovechamiento de los acuerdos comerciales es un punto en que el país debe concentrarse.

“Nosotros hemos avanzado más rápido en tener a los mercados disponibles, pero, si no nos apuramos, vamos a perder una de las oportunidades más grandes del país”, aseguró.

En cuanto a la minería, Arias manifestó que, como país, se requiere de capital humano, lo que permitirá que se tenga mayor productividad.

“Otro tema es infraestructura en general. Los yacimientos mineros están cada vez más alejados y necesitan tener menores costos”, subrayó.

Fuente: Peru.21

Imagen: comienzotercero.webnode.es

Posts Relacionados


Perú cae en ranking de competitividad mundial por segundo año consecutivo
¿Sabes cuál es el origen de tu comida?
Cómo desarrollar empleados que piensen por sí mismos