¿Qué tan buenos somos para predecir el futuro?


Feb 15, 2016 mhernani Noticias

Fuente: WEF

Hace cien años, ¿cómo pensaba la gente que se vería el mundo de hoy? Entre 1899 y 1910, Jean-Marc Côté y otros artistas hicieron una serie de imágenes que predecían cómo se vería el mundo en el año 2000. Estas imágenes aparecieron originalmente en forma de tarjetas postales, y en total, se sabe que se han producido 87 ilustraciones.

A continuación presentamos una selección de estas imágenes, que nos muestran lo difícil que es predecir con exactitud las tecnologías que darán forma a nuestro futuro. Algunas ilustraciones se acercan con cierta exactitud a lo que actualmente resulta ser un avance tecnológico real, mientras que otras lo hacen de manera parcial, acercándose a la “idea” o “principio” del invento, pero no a un diseño realista o funcional.

France_in_XXI_Century._Farmer

Fuente: WEF

En la imagen anterior vemos la proyección de lo que hoy podría considerarse maquinaria agroindustrial automatizada, lo cual actualmente está comenzando a ser una realidad: un granjero en Canadá afirma haber creado un tractor controlado por un piloto automático de software libre que puede operar autónomamente todo el día en el campo sin un conductor. Este avance podría ser impulsado de manera masiva en los próximos años, ahorrando dinero en el pago de personal, y disminuyendo las posibilidades de error humano.

Tal como mencionábamos anteriormente, si bien la ilustración del tractor automático se acerca bastante a lo que actualmente existe (o promete existir), algunas otras ilustraciones se acercan parcialmente a la realidad hoy en día, como la siguiente imagen del concepto central de una lustradora, que no llega a ser una propiamente dicha.

800px-France_in_XXI_Century._Electric_scrubbing

Fuente: WEF

Asimismo, algunas (quizás la mayor parte) de las postales son interesantes pero descabelladas, y sólo para no afirmar que son imposibles de lograr, podríamos decir que podrían pertenecer a un futuro aún más lejano, pues el ingenio humano demuestra día a día que la imaginación es el motor de nuestro éxito como especie, y que lo imposible, cada vez con mayor frecuencia, existe sólo temporalmente.

Es así que vemos, por ejemplo, varias imágenes en las que la presencia submarina del ser humano sería bastante común, siendo en realidad actualmente bastante limitadas nuestras incursiones y conocimientos en dichas zonas de nuestro planeta en relación al resto, mucho más a nivel de organización de eventos lúdicos masivos subacuáticos.

800px-France_in_XXI_Century._Race_in_Pacific

Fuente: WEF

¿Podemos hoy hacer un mejor trabajo en la predicción del futuro?, ¿cómo será el mundo en el 2100? El análisis de datos y tendencias podría permitir hacer proyecciones realistas sobre la población, la economía o el cambio climático. Sin embargo, al ritmo actual del avance tecnológico, aproximarnos al futuro de la tecnología es una tarea muy difícil de realizar con certeza.

Los especialistas se inclinan a afirmar que en los nuevos horizontes del futuro podremos ver una sola moneda mundial, sistemas de comunicación telepática o nanorobots dentro de nuestro cuerpo que ayuden a luchar contra enfermedades. Sólo esperemos que estos geniales avances, al parecer muy posibles, no sean percibidos en cien años como hoy percibimos a las carreras submarinas de la imagen anterior, las cuales también podrían haberse visto como “muy posibles” en el contexto de los comienzos de la exploración submarina a principios del siglo XX.

Posts Relacionados


7 claves que la gente lista utiliza para poner el fracaso a su favor
¿Qué universidades tienen las facultades de Ingeniería Mecánica más disputadas?
Grupo BRICS crea Banco “alternativo” al FMI y al Banco Mundial