Repensando las estrategias alrededor del uso del agua


Sep 9, 2016 mhernani Noticias

Fuente: Knowledge @ Wharton

La escasez de agua es un problema ambiental importante que afecta a muchas regiones del mundo. Debido a ello, la periodista Judith Schwartz da una mirada en profundidad al problema en su libro recientemente publicado, “Water in Plain Sight”, lo que lleva al lector en un viaje global para aprender acerca de las causas de la escasez de agua, ofreciendo algunas soluciones para paliar este problema desconcertante.

La autora ha viajado por todo el mundo (África, Australia, Norte y Sur América), pasado un tiempo significativo con agricultores, ganaderos, ingenieros y científicos para entender la dinámica de las plantas, el suelo y el agua, y cómo estos factores están relacionados con el cambio climático.

Schwartz apunta que es importante reconocer la conexión entre el agua y la geografía, más importante de lo que pensamos. “Nos centramos continuamente en el agua que baja del cielo. Nuestros ojos se fijan en el pluviómetro cuando estamos pensando en la cantidad de agua que tenemos. Pero igualmente, si no más importante, es lo que ocurre con esa agua al chocar contra el suelo, y si somos capaces de utilizarla eficientemente en esa etapa”, afirma.

Nuestras ciudades y suburbios se construyen de modo que nos deshacemos del agua lo más rápido posible, a través de esclusas que recolectan y transportan el agua de lluvia, pero no para reutilizarla, sino tratándola como desecho y contaminándola cuando estaba limpia.

La periodista agrega que acercarse a la situación en su conjunto nos permite ver cómo nuestros retos se conectan de manera que las posibilidades actuales para utilizar mejor el agua aumentan, convirtiendo el círculo vicioso  del mal uso del agua en un círculo virtuoso que pueda evitar una “guerra por el agua” que muchos temen se aproxime en poco tiempo.

En ese sentido, es relevante saber que la mayoría de las zonas de conflicto por el agua en todo el mundo están en lo que podríamos llamar “tierras secas estacionales”. Debido a ello, la comprensión de cómo trabajar mejor con esos paisajes es realmente clave.

Algunas de las estrategias planteadas por la autora (revisadas a lo largo de sus viajes por el mundo) están centradas en aumentar la capacidad de retención de agua del suelo, a través del cultivo de ciertas plantas con características robustas y nutritivas, que creen un ambiente más fresco, disuadan la generación de incendios forestales, atraigan la lluvia, etc.

“Debemos prestar cuidadosa atención a nuestra tierra y a cómo cultivamos su relación con el agua que circula por encima, debajo, a través y alrededor de ella”, indica Schwartz, quien nos recuerda la urgencia de comenzar a pensar en estrategias innovadoras en el uso del líquido elemento.

En el caso peruano, la gestión del agua es aún muy deficiente, a pesar de la gran disponibilidad del recurso, debido a la falta de infraestructura, así como de mantenimiento de la misma, que permita el acceso general al servicio básico. Por otro lado, es necesaria una mayor capacidad del Estado para promover mejores prácticas respecto al uso del agua en el aparato productivo nacional, a nivel de agricultura o minería, los principales sectores que más uso le dan al agua.

De ese modo, las recomendaciones brindadas por la autora de  ”Water in Plain Sight”, podrían ayudar a conservar este recurso con el fin no solamente de promover bienestar y desarrollo en nuestro país, sino también para conservar el medio ambiente y evitar conflictos globales por el agua.

Posts Relacionados


La descentralización indiferente: análisis y propuestas
Premio Nobel de Economía 2015 es para escocés
La competitividad territorial peruana: ¿solución o engaño?